Bogotá

6 Nov 2014 - 5:21 p. m.

A sacar paraguas en noviembre

Las inundaciones que se registraron el pasado martes en el norte de Bogotá parecen una antesala de lo que se podría avecinar en noviembre, de no tener los sistemas de drenaje funcionando perfectamente.

Redacción Bogotá

Dos semanas de aguaceros fuertes pero cortos, y el resto del mes con lluvias que irán disminuyendo hasta llegar a una temporada seca en diciembre, es el panorama que pronostica el Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam).

Así lo indicó Christian Euscátegui, jefe de pronósticos y alertas del Instituto, quien agregó que el fuerte aguacero que generó la emergencia fue un caso puntual, ya que en diferentes localidades llovió en niveles normales. “En septiembre dijimos que octubre y noviembre serían meses en los que incrementarían las lluvias. La intensidad crecerá en las próximas semanas, pero no serán aguaceros largos”, agregó.

Javier Pava, director del Instituto Distrital de Gestión de Riesgos y Cambio Climático (Idiger), le dijo a este diario que “la lluvia se está concentrando en sitios específicos y la de ayer en el norte fue de casi 24 milímetros, mientras que una lluvia común no supera los 11 milímetros. Es probable que se repita en los meses que vienen, por lo que es necesario fortalecer el sistema urbano de drenaje sostenible. Necesitamos, cuanto antes, un sistema de retención y almacenamiento de aguas lluvias”.

Por su parte, para evitar nuevas inundaciones, el ingeniero Francisco Castilblanco, director operativo de la Empresa de Acueducto de Bogotá, señaló que se vienen adelantando mantenimientos preventivos en el sistema de drenaje de la ciudad. Sin embargo, la granizada del martes colapsó el sistema en el sector de la emergencia, ya que los colectores de agua no soportaron la cantidad de granizo.

Resaltó que ante el anuncio de lluvias durante noviembre se prestará especial atención a corredores viales como la autopista Norte, la NQS, la carrera 11, las calles 127 y 134, al igual que la calle 13, la calle 26, la avenida 1º de Mayo y la avenida de las Américas. De igual forma se hará con los barrios ubicados a orillas del río Bogotá, en localidades como Suba, Engativá, Fontibón y Kennedy, porque en promedio están 5 o 6 metros debajo del afluente.

“Vamos a hacer los mantenimientos preventivos en los sistemas de plantas elevadoras. Contamos con 16 estaciones y es necesario tenerlas funcionando sin inconvenientes para enfrentar esta temporada y evitar nuevas inundaciones”, agregó.

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X