Bogotá

16 Jan 2019 - 4:31 p. m.

Abren licitación para construir parque en el embalse San Rafael

El proyecto contempla la construcción de un cable aéreo que conectará a La Calera con Bogotá, mientras que el parque busca fomentar el turismo en la zona.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Luego de las múltiples discusiones, el Distrito abrió la licitación para la construcción del parque ecológico San Rafael, en el que se invertirán alrededor de $138.000 millones. Además se tiene prevista la construcción de un cable aéreo que conecte a Bogotá con La Calera. 

El proyecto, busca convertir el embalse que surte parte del agua que consume Bogotá en un espacio turístico gratuito, tanto para los habitantes de la capital como para los del municipio vecino, en el que se encontrarán 11 kilómetros de senderos en los que se podrá caminar y pasear en bicicleta, miradores, muro de escalada, zona picnic, restaurantes y recorridos guiados. 

De acuerdo con Lady Ospina, gerente de la Empresa de Acueducto, encargados de las obras, se tendrán “actividades en este parque 12 veces más grande que el Simón Bolívar, 1.200 hectáreas de naturaleza a disposición y disfrute de todos, dos muelles para poder disfrutar de este paisaje que nos ofrece este embalse, un equilibrio entre la naturaleza y la ciudad”.

Por su parte, el alcalde Enrique Peñalosa señaló que en el lugar se construirá un Museo del Agua, con el fin de incentivar su aprovechamiento sostenible, así como se intensificará la recuperación del área protegida y se tendrá el control de las personas que ingresan para no afectar el ecosistema. 

Sumado a la estructuración del parque, se anunció la construcción de un cable aéreo de 5,6 kilómetros de largo que saldrá de la calle 134 con séptima y llegará hasta el embalse, en el que se invertirán alrededor de $405.000 millones. Esta obra que ya había sido previsto dentro del proyecto del sendero Mariposa, conectará a La Calera con Bogotá. Para esta construcción la licitación se abrirá en julio. Este cable aéreo será completamente independiente del sistema integrado de transporte Transmilenio y la tarifa será diferente.

“Los ciudadanos van a poder acceder al parque desde la ciudad de diferentes maneras. Este parque les va cambiar la vida a los ciudadanos, ya que tendrán la oportunidad muy cerca de la ciudad de disfrutar del verde, le vamos a dar a las personas una experiencia distinta, un parque como estos tiene otra función muy importante que es la integración social, aquí vendrán personas de todos los sectores y disfrutarán de este paisaje”, manifestó el alcalde Enrique Peñalosa. 

Al principio, el proyecto no fue bien recibido por los habitantes de la zona, quienes mostraron su preocupación con respecto al daño ecológico que las obras y el posterior ingreso de turistas causarían a la zona y a las especies que todavía transitan por el embalse.

Lo que le preocupa a la comunidad

Iván López, residente del sector desde hace siete años, quien ha participado activamente de las mesas de socialización que la alcaldesa de La Calera, Ana Lucía Escobar, ha realizado para compartir la obra con la comunidad, reconoce que el proyecto va a traer beneficios para los vecinos y para los bogotanos, pero existen dos aspectos que, según él, de no ser resueltos impactarán de forma negativa al municipio. 

"Queremos control, garantías en la seguridad y opciones de movilidad, porque si por una sola vía (Bogotá - La Calera) se van a movilizar más de 3.000 personas (que es la capacidad del parque) más la gente que normalmente transita por esa ruta, eso se va a volver una locura, sobre todo en el sector de Patios", afirmó López. 

 

 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X