Publicidad
28 Jan 2021 - 3:22 a. m.

Ahora la cuarentena será de nuevo por UPZ, en Bogotá

El segundo pico de la pandemia no ha cedido tanto como para dejar de lado los aislamientos sectorizados. Aunque el Distrito es optimista con la reducción de los contagios diarios, mantiene la alerta roja y, con ello, la mayoría de las restricciones.
El encargado de hacer los anuncios fue el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez.
El encargado de hacer los anuncios fue el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez.

Una nueva cuarentena sectorizada fue decretada en Bogotá. Esta vez, al igual que durante el final del primer pico de la pandemia, será por las Unidades de Planeamiento Zonal (UPZ), donde se registran las más altas tasas de contagio. Aunque las restricciones no serán en toda la ciudad, se mantendrán medidas como el toque de queda nocturno y el pico y cédula hasta que se supere la alerta roja hospitalaria.

Las condiciones siguen siendo adversas para la ciudad. Aunque el promedio de casos diarios reportados apunta a que se está presentando una reducción, la ocupación de unidades de cuidados intensivos (UCI) para pacientes COVID-19 sigue siento alta y se ha mantenido en el 92 %, en parte, por la instalación de nuevas camas, que tan solo en la última semana han sido 26.

Pese a ello no hay que negar que las cuarentenas por localidades y las generales de los últimos tres fines de semana influyeron en la reducción de la movilidad en la ciudad, que directamente se traduce en una disminución de los contagios. Si bien el Distrito se ha encargado de reconocer el esfuerzo ciudadano, Bogotá aún no supera el segundo pico de la pandemia y por eso debe seguir focalizándose en las zonas de mayores contagios.

Esta vez el Distrito las reconoció por UPZ, y son Tibabuyes, Suba y El Rincón, en la localidad de Suba; Boyacá Real y Garcés Navas, en la de Engativá; Fontibón, en la localidad de Fontibón; Castilla y Timiza, en la de Kennedy, y Los Cedros, en la de Usaquén. En total serán casi 330 barrios, donde viven alrededor de 1,2 millones de ciudadanos, que a partir de las 00:00 del 30 de enero y hasta las 11:59 p.m. del 12 febrero entrarán en una nueva cuarentena sectorizada que, al igual que las anteriores, limita las salidas exclusivamente para la compra de elementos esenciales y una hora de ejercicio al aire libre.

De acuerdo con la información entregada por la Alcaldía, en la lista también estarían Bosa Occidental, Bosa Central y Ciudad Montes, pero debido a que forman parte de dos localidades que salen este jueves de cuarentena, seguirán siendo monitoreadas esta semana para determinar si deben ser incluidas en la lista.

“Nos preocupan esas nueve UPZ que continúan con alto nivel de casos, que superan más de 500 casos activos”, explicó el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, tras la reunión que semanalmente están sosteniendo el equipo epidemiológico del Gobierno Nacional y la Alcaldía de Bogotá.

Lo que queda

Aunque no se decretó la cuarentena general para este fin de semana, sí se mantendrán medidas que se han venido aplicando y que continuarán hasta que se levante la alerta roja en la ciudad, es decir, hasta que la ocupación de las UCI esté por debajo del 80 %. Entre estas el pico y cédula y las restricciones para la realización de actividades comerciales y ferias comerciales, como el madrugón, que regularmente se realiza los miércoles y sábados en San Victorino o en el 20 de Julio.

Por otro lado, se mantiene el toque de queda nocturno, pero con modificaciones, pues ahora no comenzará a las 8:00 p.m., sino a las 10:00 p.m. y finalizará a las 4:00 a.m. del día siguiente, mientras que otras actividades como la ciclovía dominical y los partidos de la Liga profesional en El Campín y el estadio de Techo continuarán suspendidos.

Por último, atendiendo el llamado que hicieron los distintos gremios económicos, el Distrito anunció “la creación de un semáforo por indicadores para prever medidas de restricción, que les permita a los distintos sectores hacer pedagogía con sus trabajadores”, dijo Gómez, para así evitar nuevas afectaciones en el comercio.

Además, se recomendó a la ciudadanía utilizar tapabocas quirúrgicos o N95. “Los tapabocas de tela en este momento deben ser descartados y priorizar tapabocas quirúrgicos convencionales, de los que tenemos certeza de su eficacia, que utiliza el personal en mayor riesgo. Les pedimos hacer el esfuerzo”, aseguró el secretario de Gobierno.

Ante las condiciones para adquirirlos, Gómez indicó que la ciudad cuenta con condiciones diferentes a las del inicio de la pandemia, cuando se limitó su uso al personal de salud, pues ahora, además de precios asequibles, hay suficiente disponibilidad, dados los permisos de importación y de elaboración dentro del país, que se han logrado en los últimos meses.

A la espera de que comiencen a mejorar los indicadores, el Distrito celebra que la positividad de las pruebas realizadas en la ciudad pasó del 35 al 25 %, lo que también esperan que se traduzca en una menor demanda de los servicios médicos, pues mientras no se tenga acceso a la vacuna seguirá prevaleciendo el aislamiento, pues al paso que va la ciudad no se descartaría un tercer pico de la pandemia.

Síguenos en Google Noticias