Bogotá

31 Jan 2011 - 11:14 p. m.

Al banquillo, Olano y Moralesrussi

Procuraduría los citó a audiencia pública al tiempo que archivó la investigación contra la concejal Ángela Benedetti.

El Espectador

El futuro jurídico, por lo menos en materia disciplinaria, está a punto de definirse en la Procuraduría para el actual contralor de Bogotá, Miguel Ángel Moralesrussi Russi, y el ex representante a la Cámara por el Distrito Capital, Germán Olano Becerra, quienes en audiencia pública deberán responder el próximo viernes por la supuesta exigencia de dineros que ambos habrían hecho a los socios mayoritarios del denominado Grupo Nule, en el escándalo conocido como el carrusel de la contratación.

Por el caso, la Procuraduría decretó la terminación del procedimiento y el archivo definitivo de las diligencias seguidas contra la concejal por Bogotá Ángela María Benedetti Villaneda.

El hecho de que el Ministerio Público les hubiera formulado pliego de cargos a Moralesrussi y a Olano significa, ni más ni menos, que para el organismo de control está objetivamente demostrada la falta y que existen pruebas que comprometen la responsabilidad de los investigados.

La Procuraduría formuló cargos contra el contralor porque habría solicitado una millonaria comisión  a Guido Alberto Nule Marino, uno de los socios mayoritarios del denominado grupo empresarial Nule, como contraprestación para garantizarle un trato favorable en el ejercicio del control fiscal que le asistía sobre la debida utilización de los recursos públicos en los contratos de obra ejecutados en el Distrito Capital en el período 2008-2010, entre ellos la multimillonaria obra de Transmilenio por la calle 26.

En diciembre pasado, durante una audiencia celebrada en el consulado de Colombia en Miami, Guido Nule insistió sobre una reunión que sostuvo en el despacho del contralor de Bogotá con el abogado Álvaro Dávila y Moralesrussi, quien durante el encuentro recibió una llamada telefónica del alcalde Samuel Moreno, quien habría pedido presionar “a esos muchachos para que paguen”. Por eso, Guido aseguró en su testimonio que el alcalde conocía las irregularidades. Basado en esta declaración, el procurador abrió investigación disciplinaria, en noviembre pasado, contra Moreno.

Moralesrussi y el senador Iván Moreno Rojas, hermano del alcalde mayor, han sido señalados por los Nule como favorecidos con millonarias sumas que dicen haber repartido.

Moralesrussi también deberá defenderse el viernes próximo de otro señalamiento: un presunto incremento en su patrimonio por $500 millones durante su ejercicio como contralor.

La Procuraduría calificó provisionalmente las faltas mencionadas como gravísimas y señaló que fueron cometidas a título de dolo (con voluntad).

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X