Publicidad
9 Jul 2020 - 1:12 a. m.

Alcaldía pidió a la U. Distrital usar recursos del presupuesto para garantizar gratuidad

En una carta dirigida al rector Ricardo García, la alcaldesa Claudia López pide invertir parte de los $244.000 millones que recibió la institución este año en mecanismos solidarios y de gratuidad para el segundo semestre del año. Durante la cuarentena han entregado tabletas a los estudiantes.
Claudia López, alcaldesa de Bogotá.
Claudia López, alcaldesa de Bogotá.
Foto: Archivo El Espectador

Tras las manifestaciones que se han presentado en las últimas semanas, por parte de estudiantes de universidades públicas que piden alivios así como la gratuidad en el semestre que está por comenzar, la alcaldesa Claudia López publicó en sus redes sociales una carta que le envió al rector de la Universidad Distrital pidiéndole invertir parte de los $244.000 millones, que recibió la institución del presupuesto de este año, para garantizar el mecanismos solidarios educativos.

“Como es de su conocimiento, el impacto económico de la pandemia del covid-19 ha afectado el empleo y los ingresos de miles de familias y han puesto en riesgo el acceso y permanencia de la educación de los bogotanos, los cuales debemos evitar de todas las formas”, dice la carta.

Ante esto, la mandataria asegura que es necesario responder de manera pronta y adecuada a la comunidad académica por lo que le pide a Ricardo García Duarte, como rector adelantar las medidas necesarias para implementar los mecanismos solidarios y de gratuidad para el segundo periodo académico de este año.

Además dijo que es muy probable que se pueda lograr dar gratuidad a los estudiantes. “Esto sumado al aporte que ya hizo para ese efecto el Ministerio de Educación lo lograremos”, fueron las palabras de la mandataria.

Al respecto, la Universidad Distrital señaló que los $244.000 millones corresponden al presupuesto aprobado por el Concejo durante la anterior administración, por lo que indicaron que el tema será examinado por el Consejo Superior Universitario, que finalmente deberá tomar una decisión al respecto.

Por su parte, desde el concejo Samir Abisambra (partido Liberal) indicó que, “hoy producto de la pandemia, la universidad podría hacer algunos traslados presupuestales que permitan a los 27.000 estudiantes que no solo son estratos 1 y 2, sino muchos que están con la intención de estudiar, formarse y aportar a la sociedad y nos parece inaudito que la universidad no tome las medidas necesarias para que los jóvenes cumplan sus sueños”.

Ante las condiciones, por su parte, Susana Muhamad (Colombia Humana) solicitó a alcaldesa sentarse a dialogar con el rector de la Distrital y proponer conjuntamente garantías para la matrícula cero. “En medio de esta crisis, más que una carta lo que se requiere es voluntad política y diálogo. Esta respuesta es lavarse las manos”.

El balance de la Universidad Distrital

El 2019 la universidad lo terminó con una ejecución del 77% del presupuesto de inversión, tras la solicitud que hizo en marzo del año pasado, la Secretaría de Hacienda de reducir el presupuesto en $12.000 millones, mientras que en funcionamiento fue del 94%, para un promedio total de ejecución del 90% de los $386.937 millones que tuvo la universidad.

Para el 2020, el presupuesto de la Distrital tuvo una reducción de $28.777 millones del presupuesto, por lo que en total recibieron $244.690 millones con los cuales deben responder a $139.549 millones para planta de personal permanente, $54.452 millones para planta temporal y $4.348 millones para trabajadores oficiales, además de $92.501 millones para adquisición de bienes y servicios, con lo que la institución tendría un faltante superior a los $40.000 millones, según detalló la universidad en la tercera sesión del Consejo Superior, que se realizó en febrero.

Para solventar el problema, la universidad planteó la posibilidad de recurrir a excedentes de funcionamiento por $38.642 millones así como aportes de la nación que rodean los 7.165 millones.

Pero los problemas no terminaron allí, pues debido a que las clases fueron suspendidas a finales de 2019 por el Paro Nacional, la universidad se vio en la obligación de reponer las semanas en el primer periodo de este año y cambiar el cronograma, por lo que se valuaron dos escenarios para la culminación del semestre 2-2019 y los dos del 2020.

Pese a los mecanismos de financiación expuestos, en cualquiera de los dos escenarios planteados había faltantes por encima de los $9.000 millones, por lo que se definió el escenario más barato con el que se definió que el primer semestre de este año tendría 18 semanas mientras que el segundo 13, de las cuales cinco quedarán para el primer periodo del 2021.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias