27 Nov 2020 - 8:08 p. m.

Algunos concejales dicen que faltan recursos para la seguridad de Bogotá en 2021

Aseguran que la destinación de recursos para el sector de Seguridad es insuficiente, y que con el mayor cupo de endeudamiento de la historia de Bogotá, es un despropósito que se le reste presupuesto a entidades como la Personería, Veeduría y Contraloría Distrital.

En el Concejo de Bogotá avanza la discusión para definir el presupuesto de la capital para 2021, el cual, según lo propuesto por la administración de Claudia López, sería de $23,9 billones, es decir, $3 billones más que el de 2020.

Por la pandemia, su enfoque se encuentra en la reactivación económica, ya que, como lo dijo el secretario de Hacienda, Mauricio Ramírez, se destinarán menos recursos en funcionamiento (- 4%, por lo que lo calificó como un presupuesto “austero”) y más en inversión (hasta en un 27 %).

Lea también: Reactivación: eje del presupuesto por $23,9 billones para 2021

No obstante, concejales de la oposición, quienes coinciden con parte de lo propuesto, comunicaron los reparos que tienen frente al proyecto. Uno de ellos es el concejal del Centro Democrático, Jorge Colmenares. Para él , la seguridad y la lucha contra la corrupción no estarían siendo tratadas como una prioridad, ya que de los $20,1 billones (el consolidado de la inversión por sectores), solo el 2,92 % son para el primero de estos rubros, mientras que para el segundo presenta reducciones presupuestales en la Personería (-1,36 %), Contraloría (-2,36 %) y Veeduría (-1,29 %).

La razón por la que preocupa esto último es que recientemente se aprobó el cupo de endeudamiento más alto de la historia de Bogotá ($10,79 billones) y le genera la impresión de que se están desfinanciando estos órganos de control, con lo que se reduciría también la vigilancia.

Le puede interesar: Los reparos al aumento del cupo de endeudamiento

Diana Marcela Diago, también del Centro Democrático, reafirmó la posible falta de compromiso de la administración con la seguridad, ya que en el presupuesto no se ve la inversión que debería hacer la ciudad en cámaras e infraestructura de seguridad.

“Se destinan $4.520 millones para jornadas de pedagogía sobre el Código Nacional de Seguridad y Convivencia. Eso salió en 2016 y después de cuatro años se le siguen destinando recursos”, cuestiona Diago, quien considera que ese dinero se puede invertir en otros frentes, así como los $16.000 millones que se planean destinar para hacer seguimiento a la opinión pública.

En el debate también participó el concejal Rolando González, de Cambio Radical, quien además es ponente de este proyecto de acuerdo. Aunque radicó una ponencia positiva, el cabildante considera que esta propuesta debe ser revisada en detalle, ya que el sector social registra una reducción del 16 % y de los $2,6 billones programados para la realización de obras civiles, solo $700.000 millones corresponden a proyectos que se pondrán en marcha en 2021.

Rolando también mostró su preocupación por la reducción de inversión (en $50.000 millones) en las localidad, destacando como las más afectadas a San Cristóbal (-8,1 %), Ciudad Bolívar (-7 %) y Rafael Uribe Uribe. Para compensar la austeridad de la que habló Cárdenas cuando se radicó este proyecto de acuerdo, el cabildante cree que la ciudad deberá avanzar en fuentes alternativas de las que se puedan obtener ingresos, como mayor implementación de multas y sanciones, cobros económicos por el uso del espacio público y la eliminación de alivios económicos transitorios aplicados en la pandemia.

Este y otros reparos seguirán siendo debatidos este sábado en el Concejo. Lo cierto es que López parece contar con el favor de la mayoría del cabildo, sin embargo, la ciudad no pasa por su mejor momento económico y cualquier deficiencia en el gasto puede ser significativa.

Los cuatro pilares de la reactivación económica en Bogotá

La economía de la capital se ha visto afectada por el coletazo de la pandemia. Esto se refleja, por ejemplo, en la histórica caída de su PIB (-15,2 % durante el segundo trimestre de 2020) y el incremento en la tasa de desempleo (20,5 % en agosto), entre otros indicadores.

Para enfrentar este panorama, las apuestas distritales se concentran en la reactivación y recuperación de la economía bogotana, estrategia que será soportada en cuatro pilares, que son el aumento al cupo de endeudamiento (el más alto de su historia, con $10,75 billones), el Plan Marshall (con el que se busca dar alivios tributarios e incentivar la formalidad), el Acuerdo de Rescate Social (que le apunta a recibir del Gobierno nacional $1,8 billones) y un presupuesto de $23,9 billones para 2021.

Los dos primeros ya fueron aprobados por el Concejo, el tercero fue acordado con el Ministerio de Hacienda y el cuarto aún se debate en el cabildo. Con estos, Bogotá comenzaría 2021 con una estrategia clara.

Temas relacionados

Bogotánoticias de Bogotá
Comparte:
X