Bogotá

11 Sep 2013 - 11:28 a. m.

Andenes de Bogotá son mercados ambulantes

El Espectador recorrió algunas zonas de la mano de los lectores

Jhon Palomino Lazaro

Habitantes de la capital se encuentran molestos por el desorden generado por las ventas ambulantes en algunos sectores de la ciudad. Este diario comprobó que algunas zonas están convertidas en verdaderos mercados ambulantes, entre los que se encuentra, por estos días, una gran oferta de camisetas de la selección Colombia hasta antigüedades que muy pocos saben con exactitud su funcionalidad.

Nuestros seguidores en Twitter alertaron sobre la situación en diferentes sectores de la ciudad, ?@charlot_alfonso dijo “en la localidad de suba frente al CC Plaza imperial ya no se puede ni caminar”. ?@MiguelDeClara por su parte dijo “vendedores ambulantes se tomaron la calle 11 peatonalizada entre carreras 5ta y 7ma, impiden tránsito de peatones”. ?@MrGrauen afirma “la Cra 13 entre calles 63 - 57 es intransitable, la ciclorruta ni se ve, peatones caminan entre carros”.

Desde luego, muchas zonas en Bogotá tienen problemas de espacio público, El Espectador identificó tres lugares en los que el flujo de personas, de vehículos y mercancía hacen que sea una zona difícil de transitar. La primera es el tramo vial de la calle 53 con carrera 13, los peatones deben caminar entre carretas. Incluso en frente de la Secretaría de Hábitat, alfombras llenas de mercancía componen la entrada. El segundo lugar crítico es la zona de la calle 72 entre avenidas Boyacá y Rojas, un sector muy conocido precisamente por su alto flujo de comercio, las ventas ambulantes se sitúan a lado y lado de la vía y complican el paso de las personas. Por último, en el que más han hecho énfasis los lectores: la zona adyacente al centro comercial Plaza Imperial en la localidad de Suba, una plaza que se constituyó como un pasaje comercial obligado para quienes desean entrar al Portal de Suba o al centro comercial contiguo.

Mariluz Velasquez, administradora de una cafetería en la calle 11 dice que “los vendedores ambulantes acaban con la buena imagen del sector y ahuyentan los clientes que sí tienen la intención de entrar en nuestros establecimientos” por su parte, dos vendedores ambulantes de la calle 53 concuerdan en que “por la edad y el tiempo que llevamos en las calles de Bogotá, 15 y 20 años, nos es difícil dedicarnos a otra cosa, nosotros no corremos lo clientes porque vendemos productos diferentes a los establecimientos” afirman.

Yersi Tomalá, vendedora de gorros de lana en la calle 72 con avenida Rojas y originaria de Ecuador, dice que “la mejor forma de subsistir en Bogotá es siendo comerciante, porque en mi país tal vez no valoran el oficio y la tradición de los que fabricamos y vendemos ropa”.

Sin embargo hay excepciones frente a la disputa entre informales y establecidos, sobre todo a aquellos establecimientos que no les genera mayor competencia el mercado informal, como las peluquerías, lavanderías e insumos tecnológicos. “Ellos trabajan por su lado y nosotros por el nuestro, que no me deje esto sucio es lo único que le pido a Luchito, el señor de las ensaladas” dice la propietaria de una empresa de vasijas desechables.

La localidad de Chapinero es una de las más concurridas en términos de ventas informales. La alcaldía en lo que va del 2013 ha realizado campañas de apoyo, registro y aseguramiento con la participación de 1200 personas. “A los vendedores registrados les fue entregado un carné y una chaqueta roja y se comprometieron a mantener limpios sus lugares de trabajo, así mismo se acordó que cada último viernes de Mayo se hace el ‘día sin comerciantes informales’” afirman voceros de la Alcaldía Local. Así mismo, del 2 al 6 de septiembre se aseguraron a los vendedores que se acercaron a la alcaldía local por cinco mil pesos mensuales. Todas estas campañas con el fin de “fortalecer la economía popular en la población más vulnerable, garantizar el uso y disfrute del espacio público para los ciudadanos y desarticular las mafias del espacio público en la localidad” expresan.

Otros lugares con evidentes problemas de informalidad detectados por este medio son, la calle 90 con carrera 11, Calle 11 entre carreras quinta y séptima, centro comercial Centro Suba y Centro comercial Subazar.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X