Bogotá

9 Jul 2014 - 4:15 p. m.

Arrancó vigilancia en puentes peatonales hasta la medianoche

Policía aumentará la seguridad, luego del asesinato del subintendente Jesús Arango, a quien mataron por robarle su bicicleta.

Redacción Bogotá

Los puentes peatonales contarán con vigilancia hasta la medianoche. Al menos, así lo anunció el coronel Juan Carlos Vargas, comandante (e) de la Policía Metropolitana de Bogotá, como una de las medidas de seguridad que se adoptaron tras el asesinato de un Policía, a quien apuñalaron por robarle la bicicleta.

El crimen ocurrió el pasado lunes, a las 10:30 de la noche, en el puente del Portal de Transmilenio El Dorado. A esa hora el subintendente Jesús Arango, de 34 años, cruzaba por el puente cuando fue interceptado por dos delincuentes que intentaron robarle su cicla. Según las autoridades, en medio de un forcejeo, el uniformado recibió múltiples puñaladas y falleció minutos después.

Para la Policía no es usual que estos delitos ocurran en los puentes peatonales, pues estos siempre están custodiados hasta las 10:00 p.m. por patrulleros o auxiliares, que es la hora en la que acaban el turno. “Bogotá tiene alrededor de 300 puentes peatonales en donde hacemos presencia. Pero vemos que nos tocará estar hasta altas horas de la noche para prevenir que esto suceda. Lo cierto es que estos casos de homicidio o hurto en puentes peatonales son ocasionales”, agregó Vargas.

Sin embargo, los habitantes de Bogotá no piensan lo mismo. De acuerdo con la última encuesta de percepción y victimización de la Cámara de Comercio, tres de cuatro delitos que ocurren en la capital son cometidos en espacios públicos. Entre los lugares más peligrosos, según los ciudadanos, están las calles con un 30%, los potreros con un 26% y los puentes peatonales con un 22%.

Pero este hecho no es el único que ha salido a la luz pública. Hace un año, Carolina Castañeda, una joven instrumentadora quirúrgica, fue atacada por dos jóvenes, que le propinaron 16 puñaladas cuando caminaba por el puente peatonal del portal de Transmilenio El Tunal. Hoy Castañeda sigue en terapias para recuperar la movilidad de su mano y con ayuda psicológica.

“Lo de mi hija fue a las 8:30 p.m. y a esa hora no había nadie en el puente. Lo que pasa es que eso es muy oscuro y allí se esconden los delincuentes para emboscar a las víctimas, porque además no hay Policía. Ya habían dicho que iban a poner, pero volvió a pasar”, dijo Gloria Maldonado, madre de Carolina Castañeda.

Las autoridades lamentaron lo sucedido y reafirmaron su compromiso de dar con el paradero de los responsables del homicidio. “Ya tenemos la declaración de los testigos, creemos que es una banda que al parecer se dedica al robo de bicicletas en este sector. Por ahora, seguimos evaluando más medidas para evitar estos incidentes en los puentes peatonales”, aseveró el comandante (e) de la policía de Bogotá.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X