Publicidad
13 Jun 2015 - 2:25 a. m.

Así van las bicicletas públicas en Bogotá

La membresía anual para usar el sistema costará $76.000. Les contamos detalles de la experiencia de la empresa china que hace parte del consorcio Bicibogotá, encargado del proyecto.

Verónica Téllez Oliveros

 

El 27 de marzo por fin se adjudicó el contrato para implementar en Bogotá el primer sistema de bicicletas públicas y la empresa que ganó fue el consorcio Bicibogotá, conformado por la empresa colombiana Cartagueña de Aseo y la china Jiangsu Hompe Technology. Fue un largo proceso y a algunos no les suena que una compañía de aseo participe en la puesta en marcha del programa de bicicletas por alquiler, pero lo cierto es que el concurso ya terminó y ahora queda ver cómo cumple el consorcio. El Espectador habló con su representante y consultó detalles del proceso en la Secretaría de Movilidad, que a continuación les contamos.

Lo primero que hay que aclarar es que para que los bogotanos podamos usar las bicicletas públicas se necesita al menos un año y medio más. En este momento Bicibogotá está haciendo los trámites para firmar el acta de inicio de su contrato con la Secretaría de Movilidad y sólo cuando ese paso se cumpla y el consorcio tenga las pólizas de seguros para los vehículos comenzarán a correr los 18 meses de plazo que le dio la entidad para tener lista la primera zona del sistema, que va desde el Centro Internacional, pasando por Chapinero, hasta llegar al Chicó en la calle 100 (ver gráfico).

Durante estas semanas el consorcio también está definiendo la ubicación específica de las cicloestaciones en las zonas que el Distrito le indicó, y una vez la tenga la Secretaría dirá si la aprueba.

Uno de los detalles que sí están definidos desde que Bicibogotá hizo su propuesta es que el valor que cobrará por la membresía anual es de $76.000. Eso le permitirá al ciudadano hacer viajes de máximo 30 minutos. Si después de ese tiempo quiere seguir usando el vehículo sin pagar un valor adicional, tendría que “enganchar la bici en una de las cicloestaciones y esperar cinco minutos para volver a utilizarla. La idea es que el sistema no quede sin bicis y circulen constantemente”, como se lo explicó a este diario una de las encargadas del proyecto en la Secretaría de Movilidad.

También estará disponible la opción de un pago diario para quienes no tengan la membresía anual, el cual no será mayor de $2.800, según el requisito de la licitación. Francisco Ramírez, representante de Bicibogotá, dijo que el valor podría ser aún menor para atraer a la gente a usar el sistema, aunque el consorcio todavía está haciendo los estudios de mercadeo al respecto.

Bicibogotá también debe trabajar en las próximas semanas en el diseño exacto que tendrán las bicicletas de la capital. La licitación exige requisitos en términos de partes como los frenos y el material, por ejemplo. Cuando el consorcio presente su diseño definitivo debe pasar la revisión de la interventora del proyecto. La Secretaría le contó a este diario que el encargado será el Grupo de Sostenibilidad Urbana y Regional de la Universidad de los Andes, algo que da cierta confianza sobre la veeduría al proceso.

Pero ¿la empresa Jiangsu Hompe Technology, que hace parte de Bicibogotá, sí tiene experiencia en sistemas de bicis compartidas? La presencia de esta firma china generó mucha dudas entre los interesados en el proyecto para la capital por no tratarse de una compañía reconocida en el tema o que no está en el radar de este tipo de programas, como sí lo están otras empresas, como JCDecaux, que ha implementado programas de préstamo de bicicletas en 70 ciudades, incluyendo el famoso Vélib’ de París.

Al hacer una sencilla búsqueda de Jiansu Hompe Technology en Google sólo aparecía su nombre en una página de comercio en línea que señala que se dedica a la venta, manufactura y operación de sistemas inteligentes de transporte como el de alquiler de bicicletas. Las siguientes dudas fueron: ¿dónde ha operado e implementado un programa de este tipo? ¿Cuál fue la experiencia que reportó a la Secretaría de Movilidad para ganar el contrato?

Este diario revisó los documentos que la Secretaría de Movilidad exigió a Jiangsu Hompe Techonology para acreditar su experiencia. La empresa tiene un contrato firmado desde julio de 2012 hasta julio de 2017, cuyo propósito es la “implementación y operación del sistema de arriendo de bicicletas inteligentes de la ciudad de Wuxi y Distrito de Chang’an que consiste en 2.180 bicicletas, 109 cicloestaciones y 2.650 aparcaderos de bicicletas” (ver facsímil).

Según la Secretaría, la Universidad de los Andes ha acompañado la firma del contrato con Bicibogotá y la Procuraduría Delegada para la Vigilancia de la Función Pública ha supervisado el proceso. Por ahora queda esperar el desarrollo del proyecto y verificar que el consorcio cumpla con el sistema de calidad para que la ciudad tenga su programa de préstamo de bicicletas.

La experiencia de la empresa china

Hablamos con el representante legal del consorcio Bicibogotá, Francisco Ramírez, y ante la pregunta sobre  ¿cómo un consorcio formado por una empresa de aseo colombiana que se asocia con una china se queda con el negocio de bicicletas públicas para Bogotá?, respondió que “las empresas están en todo su derecho de crecer y   están  en varios  negocios. Todas las posibilidades que existen en el mercado hay que acogerlas. Ambas manejamos logística de transporte en  el aseo y de bicicleta y queremos crecer en esa línea”. También agregó que la experiencia de Jiangsu Hompe Technology (la integrante china del grupo)  que aportaron para el proyecto fue la del sistema que implementó y opera  en la ciudad de Wuxi en China. En la imagen se observa el facsímil del certificado entregado a la Secretaría de Movilidad.

Síguenos en Google Noticias
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.