Bogotá

19 Apr 2016 - 7:03 p. m.

Asociaciones Público Privadas para renovar a Bogotá

Las obras demandarán recursos por $5 billones y generarán unos 12.000 empleos.

Redacción Economía

El modelo de Asociaciones Público Privadas de iniciativa particular (APP-IP) se ha convertido en una herramienta fundamental para el desarrollo de la infraestructura vial del país.

En este escenario la Cámara Colombiana de la Infraestructura anunció el foro “Las APP para el desarrollo de las ciudades”, para este jueves, donde se analizará la función de las APP-IP en el desarrollo de obras urbanas como las que requiere Bogotá.

Según cálculos de la Secretaría Distrital de Planeación, cada peso que se invierta en las iniciativas generará 2,1 pesos de valor agregado y se generarán hasta 12.000 empleos anuales.

El borrador del Plan de Desarrollo de la administración Peñalosa contempla que durante los últimos 10 años se han gestado 29 planes parciales de renovación urbana en la capital, de los cuales 15 fueron descartados, ocho están en fase de estudio y seis ya recibieron la bendición del Distrito.

Dentro del listado se destaca el Triángulo de Fenicia (en el centro de Bogotá), que costará 210.000 millones de pesos; la Estación Central, un proyecto de 600.000 millones de pesos cercano a la calle 26; el Plan Parcial Sabana, en la estación del mismo nombre, por 650.000 millones de pesos; el plan Fábrica de Bavaria (en el occidente de la capital), estimado en 2 billones de pesos y el plan Pedregal -en el norte de Bogotá- el cual suma casi un billón de pesos.

Así como ocurre hoy con la infraestructura de transporte, en el caso puntual de la renovación urbana, el empresario está en capacidad de aportar el valor total de la obra o un porcentaje previamente establecido, lo cual libera a los gobiernos locales de presiones fiscales, dice la Cámara Colombiana de la Infraestructura (CCI) en un comunicado.

Estos planes de renovación permitirán incorporar en las zonas de la ciudad no solo nuevas unidades de vivienda, sino espacios para desarrollar parques, comercios, oficinas, colegios, centros comerciales e integración del transporte masivo.

La experiencia internacional ya ha dado muestras de los beneficios de este matrimonio público-privado. En la capital peruana ha hecho carrera un sistema denominado ‘Obras por impuestos’ encaminado a que los tributos de los contribuyentes vayan enfocados directamente a la ejecución de iniciativas urbanas, sin que los gobiernos deban movilizar recursos, destaca el informe de prensa del gremio constructor..

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X