Bogotá

5 Oct 2009 - 9:19 p. m.

Bogotá, con inseguridad desbordada

El pasado fin de semana se registraron doce muertes violentas en la capital.

Laura Ardila Arrieta

Pocas horas después de que Bogotá fuera declarada como “Capital Mundial de Paz”, en el marco de una cumbre internacional realizada la semana pasada, la ciudad volvió a vivir momentos de terror y sangre el viernes, el sábado y el domingo pasados, en los que se registraron doce muertes violentas en las localidades de Suba, Bosa, Kennedy, Rafael Uribe Uribe y Chapinero.

Lamentablemente se trata de datos que, al menos en el último mes, se han ido convirtiendo en un lugar común para la ciudadanía. El jueves de la cuarta semana de septiembre se presentaron en la capital siete muertes violentas. Durante ese mismo mes, el fin de semana de Amor y Amistad, en la localidad de Kennedy fueron asesinadas tres personas. Y, exactamente 15 días antes, se registró un ciclo pasado por sangre con otros ocho homicidios. Además, las cifras de Medicina Legal dan cuenta del problema de manera contundente: entre enero y agosto de 2009 se cometieron en Bogotá 1.047 asesinatos.

Si bien la administración distrital ha manifestado su preocupación al respecto, también han asegurado altos funcionarios que se trata de un problema de percepción ciudadana. El Espectador consultó dos voces expertas, pero disímiles, para tratar de conocer el trasfondo del asunto.

‘Alcalde abandonó cultura ciudadana’

Juan Carlos Flórez, analista y ex candidato a la Alcaldía.

Con 12 muertes violentas el pasado fin de semana, ¿se desbordó el tema de la seguridad en la ciudad?

Siento que el asunto se debe a dos cosas. Por un lado, a una guerra de baja intensidad entre grupos del narcotráfico que tiene como escenario varias ciudades del país y, por otro, a la ausencia de una estrategia clara de seguridad. Hay un discurso, pero no hay políticas.

La administración distrital asegura que es un problema de percepción de la ciudadanía…

Cualquier persona que salga a la calle puede corroborar que no es un problema de percepción.

Más allá del asunto de los atracos y similares, ¿hay un problema grave de intolerancia en los bogotanos?

Sin lugar a dudas. El abandono por parte de los gobiernos del Polo Democrático a la cultura ciudadana echaron esta herramienta al tarro de la basura. Eso incide en algo que estábamos aprendiendo a domesticar en Bogotá y es nuestra agresividad en las vías públicas.

¿Qué hacer puntualmente para solucionar el problema?

Lo primero es reconocer que el problema existe y no decir que se trata de simple percepción. Lo segundo es un trabajo coordinado con la Policía Metropolitana, Fiscalía, Medicina Legal, el Gobierno Nacional y la Dirección Nacional de la Policía para aplicar políticas focalizadas. Hay que entender que la guerra de baja intensidad del narcotráfico no es exclusiva de Bogotá, sino que le compete a la Nación. También habría que intensificar el programa de Zonas Seguras con la Cámara de Comercio, que está subutilizado.

‘No estamos improvisando’

Clara López, secretaria de Gobierno distrital.

Con 12 muertes violentas el pasado fin de semana, ¿se desbordó el tema de la seguridad en la ciudad?

Pienso que lo que pasó el fin de semana está dentro de los promedios de muertes violentas que se registran en la ciudad. El tema se trató en el cónclave de la seguridad que hubo la semana pasada, en el cual el presidente Álvaro Uribe destacó los logros en seguridad que ha alcanzado la capital. Eso no quiere decir, por supuesto, que no haya problemas.

La administración distrital asegura que es un problema de percepción de la ciudadanía…

Hay hechos puntuales que estamos realizando, como una lucha intensa contra el microtráfico. En lo que va corrido del año se han capturado más de cuatro mil personas que se dedicaban a traficar estupefacientes. Hemos desarticulado 190 bandas delincuenciales. No estamos improvisando nuestra política de seguridad.

Más allá del asunto de los atracos y similares, ¿hay un problema grave de intolerancia en los bogotanos?

Eso forma parte de la corresponsabilidad de los ciudadanos en materia de convivencia. Los ciudadanos se convierten en factor de inseguridad cuando, por ejemplo, portan un arma o cuando no entienden que sus derechos llegan hasta donde comienzan los derechos de los demás. Esperamos que la ciudadanía nos apoye más denunciando y participando en los comités locales de seguridad.

¿Qué hacer puntualmente para solucionar el problema?

Tenemos una política muy firme de seguridad ciudadana. Estamos fortaleciendo las actividades de inteligencia y en noviembre llegarán dos mil efectivos más a la Policía.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X