Bogotá

21 Aug 2013 - 10:00 p. m.

Bogotá Humana, quedada

El concejal prorgesista Diego García advierte que el estado de una tercera parte del Plan de Desarrollo es “crítico”.

Camilo Segura Álvarez

Durante los primeros 16 meses de Gustavo Petro en el gobierno de la ciudad, muchos han sido los cuestionamientos de los organismos de control sobre la capacidad de ejecución del Distrito. La Veeduría, por ejemplo, señaló durante el pasado mes de julio que la inversión del Distrito en el primer semestre de 2013 fue de sólo el 37% y que, en consecuencia, “esa dinámica es insuficiente para garantizar la ejecución del presupuesto anual”.

Ahora, cuando la administración se prepara para convencer al Concejo de que apruebe millonarios recursos por la vía del cupo de endeudamiento para financiar grandes obras, es el mismo Diego García, vocero de la bancada progresista, quien le advierte a Petro que, por falta de ejecución, una tercera parte de su Plan de Desarrollo Bogotá Humana podría no cumplirse durante su vigencia.

El pasado 15 de agosto llegó al despacho del alcalde una carta de García. Un informe de seis páginas que sostiene que “en los 32 programas del plan, el promedio de ejecución presupuestal en los últimos dos semestres es de apenas el 12,5%”. También, que 10 de esos 32 programas de la Bogotá Humana están en “estado crítico” y que 19 de ellos presentan una ejecución inferior al 15%. Todo esto basado en la información interna de la administración, provista por el Sistema de Seguimiento al Plan de la Secretaría de Planeación.

En el informe de García llama la atención que la mayoría de los 10 programas en estado crítico están relacionados con las apuestas más publicitadas por la administración Petro. Por ejemplo, en el programa Basura Cero, hay un 0% de ejecución en la meta “construir y operar 60 empresas de reciclaje”. “A pesar de lo anterior, entre 2012 y 2013 se han gastado $340 millones, el 8,7% del presupuesto de estos dos años”. Tampoco se ha logrado avanzar en la meta de “establecer un programa de promoción y desarrollo de mercado de productos reciclados”, resalta el informe. Por otro lado, en la ampliación al 100% de las rutas de reciclaje y el aprovechamiento del 20% de los residuos sólidos de Doña Juana, la ejecución no ha pasado del 10%.

Otro ejemplo tiene que ver con la educación. En el programa de Garantía al Desarrollo Integral de la Primera Infancia, a cargo de Integración Social, de los 446 equipamientos que deberían construirse o adecuarse para el período 2012-2016, sólo se ha hecho esa tarea con 18. Y en el programa Construcción de Saberes, de la Secretaría de Educación, “hay un 0% de cumplimiento de la meta ‘Construir o adecuar 86 colegios nuevos’ explicado por la dificultad de conseguir predios”. Lo mismo ocurre con metas de otras carteras y sectores, como la “conservación del 13% de la malla vial local”, con un cumplimiento del 9%; “poner en marcha un centro de protección y bienestar animal”, con el 0%; el “desarrollo de una red de agricultores urbanos y periurbanos”, con el 0%, y la intervención de ocho hectáreas alrededor del río Tunjuelo, también con el 0%.

Por su parte, la Alcaldía ha defendido su gestión sobre el presupuesto. La Secretaría de Hacienda ha dicho que “la administración central (secretarías y departamentos administrativos) ha ejecutado al 31 de julio de este año, un 35% más de recursos con relación a lo ejecutado a la misma fecha de 2012”. Y que “para la ejecución de las prioridades del Plan de Desarrollo, el proyecto de acuerdo para la aprobación del cupo de endeudamiento es indispensable para continuar supliendo las necesidades de la ciudadanía y dar cumplimiento a las metas establecidas en el plan de gobierno”. Y habló de la celeridad con que debe surtirse el trámite en el Concejo, pues “de aprobarse al final de la vigencia, no permitiría cumplir totalmente las metas fijadas con dicha fuente de financiación en la vigencia 2013”.

En caso de que hoy se apruebe el cupo en plenaria, el Distrito podría adquirir deudas por $3,2 billones para financiar las grandes obras de movilidad, algunas de las cuales se dejaron de hacer por valorización, y otras de educación, durante este año, en el que ya está contando con presupuesto proveniente de esta fuente, y los próximos. Alrededor del debate, que ha estado marcado por la supuesta inoperancia del cabildo para tramitar una iniciativa de esta trascendencia y por los supuestos acuerdos burocráticos entre administración y concejales para lograr su aprobación, no es un secreto que en Progresistas se plantea un nuevo interrogante: ¿el actual gobierno tiene la capacidad de ejecución para echar a andar las obras prometidas y pegarle un sacudón a la dinámica de inversión para empezar a cumplir las promesas de la Bogotá Humana?

csegura@elespectador.com

@CamiloSeguraA

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X