3 Sep 2020 - 5:57 p. m.

Buscan a motociclista que acosó sexualmente a una mujer en Bogotá

El acosador, quien se movilizaba en una motocicleta roja de placas YHJ 46C, tocó los glúteos de una mujer mientras esta caminaba por la calle. Diferentes voces en redes sociales piden que casos como estos no sigan quedando en la impunidad.
La mujer utilizó su paraguas para defenderse del acosador.
La mujer utilizó su paraguas para defenderse del acosador.

Un indignante caso de acoso sexual ocurrió en las últimas horas en Bogotá. Un video del usuario en Twitter @DIANHURO muestra el momento en el que un motociclista dobla por una calle siguiendo a una mujer que caminaba sola. Cuando esta intentaba subirse al andén, el acosador se acercó a ella y violentamente tocó uno de sus glúteos.

En el video se muestra cómo la víctima reacciona inmediatamente intentando alejarse del agresor, el cual por poco pierde el equilibrio y emprende una maniobra de huida. Sin embargo, metros más adelante, tal vez al percatarse de que seguían solos en la calle, este se devuelve para continuar con el acto repudiable. La mujer de inmediato cierra el paraguas con el que se estaba protegiendo de la lluvia y decide utilizarlo como un instrumento para defenderse, consiguiendo así alejar de una vez por todas al hombre, quien una vez más acelera y escapa del lugar.

Usuarios en redes sociales piden que este tipo de casos no queden en la impunidad, incluso algunos han ahondado en el video y han logrado capturas de pantalla en el que se ven las placas del vehículo, las cuales son YHJ 46C.

La cuenta en Twitter de la Secretaría de la Mujer fue una de las primeras en pronunciarse al respecto, al hacer una invitación para que la víctima pueda ponerse en contacto con la institución para facilitar los servicios que ofrece, para este tipo de casos, la Línea Púrpura.

El concejal Emel Rojas también se pronunció al respecto. “Este personaje que se movilizaba en la moto de placas YHJ 46C el día de hoy en Bogotá, abusó de esta mujer de esta indignante forma. Pedimos a las autoridades actuar de forma inmediata, estos hechos no pueden seguir en la impunidad e invisibilizados”, trinó el cabildante.

Las cifras de violencia sexual en la ciudad son alarmantes. Según información de Salud Data, desde el año 2002 (fecha desde la que se tiene registros) la ciudad viene en un ascenso en el número de casos registrados, arrancando con 3.487 y consolidando, en 2019, los 8,474 casos.

Y es que la violencia sexual, evidentemente, es una problemática que afecta más a las mujeres que a los hombres. Según las cifras del Observatorio de Mujeres y Equidad de Género de Bogotá en lo corrido del año 197 hombres han sido víctimas de violencia sexual, mientras que 1.023 han sido mujeres. El rango de edad que registra una tasa más alta de violencia sexual (por cada 100.000 mujeres) se encuentra entre los cero y los 14 años con una tasa de 92,7. Este es seguido por el rango de edad de 15 a 29 (28,2), de 30 a 44 (3,6), de 45 a 59 (0,8) y de 60 años o más (0,7).

Para entender mejor esta problemática, la Secretaría Distrital de la Mujer ha preparado una descripción de los diferentes tipos de acoso.

Acoso sexual físico: Manoseos o tocamientos, pellizcos, palmadas, apretones, roces deliberados, contacto físico innecesario, agresión física (violación), miradas lascivas u obscenas, guiños, persecución, impedir el paso intencionalmente.

Acoso sexual verbal: Silbidos o expresiones verbales de connotación sexual (aullidos, ladridos, sonido de besos), comentarios de connotación sexual, chistes sexualmente explícitos, comentarios o insinuaciones sexuales, preguntas por fantasías sexuales o eróticas, insultos basados en el sexo de la persona, su identidad u orientación sexual, o en estereotipos sexuales relacionados con la raza o etnia, calificaciones sobre la sexualidad de la persona.

Acoso sexual no verbal: exhibición de fotos, imágenes, videos o audios de connotación sexual y/o pornográfica, exhibicionismo (exposición de genitales) o masturbación en público, fotos al cuerpo sin consentimiento.

“Si se trata de una emergencia, porque está en riesgo la vida o integridad de la persona, la víctima o la ciudadanía pueden llamar al número único de emergencias 123. Posterior al acoso, y para activar el protocolo de atención para orientación y acompañamiento psicosocial y socio jurídico, pueden llamar a la Línea Púrpura Distrital 01-8000-112-137, que opera las 24 horas del día, todos los días del año de manera gratuita”, explica la entidad.

Comparte: