Ad
10 Aug 2020 - 6:39 p. m.

Cada cuatro días una persona es víctima de extorsión en Bogotá

En lo corrido del año, el Gaula de la Policía ha capturado a 52 personas por este delito, de las cuales, siete han sido por la modalidad de sexting (envío de mensajes, fotos y videos sexuales por redes sociales).
La Policía cuenta con grupos especializados en temas de delitos informáticos y la línea Antiextorsión 165.
La Policía cuenta con grupos especializados en temas de delitos informáticos y la línea Antiextorsión 165.

La extorsión es un delito más recurrente de lo que se cree, pero muy pocas víctimas se atreven a denunciar. De acuerdo con la Policía, esto se debe al miedo que tienen tras recibir amenazas de sus victimarios, a que sienten vergüenza cuando se relacionan con actos sexuales o por desconocimiento de las acciones que pueden efectuar las autoridades en sus casos.

Lea: “Con menos policías, hemos hecho más”: Claudia López sobre seguridad en Bogotá

Pese a ello, las investigaciones del Gaula de la Policía de Bogotá, han logrado ser efectivas con la captura de 52 personas, entre hombres y mujeres, y siete de ellos, por la modalidad de sexting, que se relaciona con las amenazas a través de contenido sexual por redes sociales.

Los operativos más recientes, concentrados en la localidad de Suba y Kennedy, dejaron como resultado la captura de cuatro mujeres que, por medio de páginas de servicios sexuales falsas, hurtaban los datos personales y el contenido de sus víctimas para así intimidarlas y pedirles sumas de dinero de hasta cinco millones de pesos, a cambio de no viralizar los videos o fotos dentro de su núcleo familiar y social.

Lea: Capturan en Bogotá a extorsionista que amenzaba a mujeres con revelar fotos íntimas

En uno de los casos, un ciudadano le habría entregado información de su vida íntima, familiar y laboral a una mujer, a cambio de supuestos servicios sexuales, que nunca se hicieron efectivos, sino por el contrario, a su celular empezaron a llegar amenazas donde ella le exigía consignar $600.000. La mujer tomó varias fotos de las redes sociales de su víctima e inició una campaña de desprestigio en su contra, insinuando que se trataba de un supuesto abusador sexual de menores de edad.

Por las intimidaciones, el hombre buscó ayuda en el grupo antiextorsión de Bogotá, donde los investigadores acordaron el pago del dinero que la mujer exigía y a través de una empresa de giros, se logró establecer su identidad, para posteriormente capturarla en la localidad de Bosa, mientras estaba cobrando el dinero.

Lea: Por presunto abuso sexual, destituyen a cinco docentes de colegios distritales de Bogotá

Uno de los factores que también llama la atención de las autoridades es que algunas páginas de servicio exual falsas o el hostigamiento por redes sociales, se realizan desde centros de reclusión. Por ejemplo, una mujer fue víctima de extorsión por parte de un recluso que, en principio le ofreció tener una relación sentimental a través de redes sociales.

Posteriormente, el sujeto invitó a la joven para que le realizara una visita conyugal, a la cual la víctima se negó a asistir y fue entonces cuando el hombre amenazó con atentar contra su vida a cambio de que le devolviera el dinero que, según él, había gastado para que ella pudiera ingresar al centro de reclusión.

De acuerdo con la investigación del Gaula, el sujeto utilizó a una de sus hermanas para que intimidara a la víctima, tomándole fotos de sus actividades cotidianas, por lo que decidió denunciar ante las autoridades, quienes pactaron el pago de la suma de dinero, logrando la captura de la hermana del recluso en la localidad de Engativá, momentos en que pretendía recibirla. Asimismo, el autor intelectual de este caso, fue imputado por el delito de extorsión en la cárcel.

Teniendo en cuenta la vulnerabilidad que tiene cualquier ciudadano de ser víctima de extorsión y robo de información personal por redes sociales, la Policía de Bogotá emitió una serie de recomendaciones para que los ciudadanos tengan presente:

- Evitar compartir e intercambiar información íntima con personas extrañas, incluso si el perfil pareciera ser confiable.

- Limitar el acceso a fotos personales y familiares, al público en general, utilizando las herramientas de privacidad que ofrecen las mismas redes sociales.

- En cuanto a los menores de edad, es muy importante fomentar el diálogo y la confianza para que los hijos no tengan que esconder situaciones que puedan ser de riesgo, por miedo a recibir castigos.

- Es fundamental que los padres activen filtros en los ordenadores y equipos tecnológicos de sus hijos, para que, de cierta manera, eviten el acceso a páginas con contenido para adultos.

- Los padres deben enseñar a sus hijos a no revelar su información personal y mucho menos su intimidad con personas extrañas, incluso si la otra persona aparenta ser de la misma edad.

Asimismo, las autoridades recomiendan denunciar cualquier actitud sospechosa para que la Policía, a través de sus grupos especializados en temas de delitos informáticos,actúen con eficacia y logren judicializar a los victimarios. Además, tienen a diposición de la ciudadanía la línea Antiextorsión 165 y el grupo de Infancia y Adolescencia para hacerle frente a estos delitos.

Recibe alertas desde Google News