Publicidad

Camacol pide frenar implementación de zonas protegidas en Cundinamarca

El gremio constructor envió una misiva, al Ministerio de Agricultura, con observaciones técnicas a la iniciativa contemplada en el Plan Nacional de Desarrollo

Redacción Bogotá
09 de septiembre de 2023 - 03:41 p. m.
En la imagen, una trabajadora de un cultivo de fresas en Subachoque (Cundinamarca). / AFP
En la imagen, una trabajadora de un cultivo de fresas en Subachoque (Cundinamarca). / AFP
Foto: Agencia AFP

No es la primera vez que el Plan Nacional de Desarrollo (PND) del gobierno actual es blanco de reparos. A las críticas, que el documento recibió meses atrás de la Fiscalía, gremios y sociedades de expertos, ahora se le suma la objeción que hizo recientemente Camacol.

Puede interesarle: Bogotá es referente del país en políticas de arte en el espacio público.

En una carta, que ya fue radicada ante el Ministerio de Agricultura, el gremio constructor expuso sus preocupaciones respecto al artículo 10 del PND. Específicamente en lo referente a la creación de Zonas de protección para la Producción Alimentaria (ZPPA).

De acuerdo con la resolución emitida desde el documento maestro, las ZPPA serán hectáreas que no podrán ser intervenidas, ni utilizadas para otros fines, que no sean los de producción alimentaria. Evidentemente, dada la jerarquía del PND, esta resolución afecta directamente al contenido de los POT de todas las unidades territoriales del territorio nacional, incluida Cundinamarca.

En consecuencia, el departamento debe delimitar 50.800 hectáreas de su territorio para que solo puedan ser explotadas en actividades agrícolas. De estas hectáreas, el 46,7% está destinada actualmente para la construcción de vivienda en 8 municipios del departamento.

De ahí que Camacol haya elaborado un listado de 4 cuestionamientos al despliegue ZPPA contemplado para Cundinamarca. En dos de ellas, el gremio criticó que el artículo 10 del PND infringe el marco legal de distribución de competencias en los territorios.

El gremio es específico en que la resolución vulnera la autonomía de las autoridades departamentales y municipales. Además, argumentó Camacol, las ZPPA desconocen lo ya estipulado en las POMCA, que son instrumentos jurídicos para armonizar el uso del suelo con fines de explotación económica, y la preservación del medio ambiente. En relación con lo anterior, la actividad agrícola incluso afectaría los determinantes ambientales que protegen, gracias al POMCA, 10.091 hectáreas aledañas al río Bogotá.

Por otro lado, las observaciones del gremio también sostienen que la resolución, que debe ser ejecutada por el Ministerio de Agricultura, viola los principios de participación ciudadana y seguridad jurídica. Básicamente, si la resolución entra en vigor, los planes parciales de expansión territorial que tienen ocho municipios de Cundinamarca, con sus respectivos proyectos de construcción, quedarían seriamente comprometidos.

“Buena parte de los suelos que se están marcando con vocación de protección son suelos que, desde los Planes de Ordenamiento Territorial, POT, de cada municipio, tienen potencial de desarrollo inmobiliario y de construcción”, afirmó Edwin Chiriví, gerente de Camacol.

Los ocho municipios en los que afectaría la oferta de vivienda nueva, dado que las ZPPA impedirían la puesta en marcha de nuevos proyectos, son: Tabio, Tenjo, Cota, Chía, Cajicá, Sopo, Tocancipá, Gachancipá y Zipaquirá.

Por el momento, el Ministerio de Agricultura no se ha pronunciado respecto a la petición radicada por Camacol. De momento, en caso de que la cartera se mantenga firme en su decisión, Cundinamarca se uniría a la Guajira como el segundo departamento en el que son designadas Zonas de protección para la Producción Alimentaria (ZPPA).

Lea también: Científicos de la Javeriana en Bogotá buscan macromolécula contra el COVID-19.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com

Temas recomendados:

 

Martha(69929)14 Sept 2023 - 12:02 p. m.
Si ya volvieron miércoles la Sabana y el más lamentable es Chía, terrible y nadie vió nada.Con acueductos veredales,en fin...
Santivch(23169)12 Sept 2023 - 8:03 p. m.
Solo les importa deforestar, cimentar, construir y vender, para llenarse los bolsillos. Lo único que los mueve es la plata, montados en ese tren sin frenos llamado “desarrollo”, que nos lleva la precicpio de nuestra destrucción. Insensatos.
mauricio(73131)9 Sept 2023 - 10:52 p. m.
Venimos siendo testigos hace décadas de la urbanización de zonas como la Sabana de Bogota. Pueblos que antes tenían vocación agrícola - y gracias entre otras cosas al volteo de tierras- se han convertido en grandes proyectos urbanísticos o centros de logística. Mas cemento, menos verde ha sido la política que ha favorecido a unos pocos. A Camacol que le va a interesar que se destinen zonas de reserva para asegurar la alimentación del futuro. Lo de ellos es plata y cemento hoy.
Este portal es propiedad de Comunican S.A. y utiliza cookies. Si continúas navegando, consideramos que aceptas su uso, de acuerdo con esta política.
Aceptar