24 Aug 2020 - 2:04 p. m.

Cifras de la pandemia en Bogotá están en una meseta, ¿esto qué quiere decir?

La alcaldesa Claudia López asegura que ya se empiezan a ver los resultados de la cuarentena sectorizada. Las cifras indican que el crecimiento de casos diarios está por debajo del 2 %, registrando, en promedio, 3.117 nuevos contagios por día.

Para hacerle frente al primer pico de la pandemia en Bogotá que, de acuerdo con epidemiólogos, representa el momento más crítico en materia de contagios, muertes y ocupación hospitalaria, el Distrito y Gobierno Nacional han implementado en las últimas semanas una serie de medidas como la cuarentena sectorizada por localidades, para mitigar el impacto de la situación.

Entrando en la última fase de esta medida, la alcaldesa Claudia López ha asegurado que desde ya se pueden ver los efectos positivos que ha traído, tanto así, que este domingo decidió levantar el aislamiento en dos de las siete localidades de turno (Puente Aranda y Antonio Nariño), asegurando que la tendencia de contagios en estas zonas está a la baja.

Aunque pide no bajar la guardia, la mandataria explicó que para empezar la “nueva normalidad”, se proyecta que la curva empiece a descender en septiembre. “Ya no estamos en un pico, sino en una ‘meseta', que significa que poco a poco la curva se ha venido estabilizando y no creciendo. Somos optimistas, porque ha dejado de crecer, duraremos unas dos semanas más en esta meseta, para que a finales de agosto empiece a bajar”.

>>>Lea: Claudia López plantea apertura económica por turnos en “nueva normalidad” de Bogotá

¿Cuáles son los argumentos?

Por un lado, de acuerdo con las cifras el crecimiento de los casos diarios vienen en declive, esto quiere decir que cada día se mueve un promedio similar de nuevos reportes positivos. Hasta el 22 de agosto, el promedio de casos diarios de los últimos 15 días fue de 3.117. Para dimensionarlo en porcentajes, para el 21 de julio, el crecimiento de los casos diarios fue de 5,15 %, mientras que un mes después, el viernes 21 de agosto, se registró un incremento de 1,64 %.

Por otro lado, con corte al sábado 22 de agosto, en la ciudad el porcentaje de fallecidos era del 2,6 % con relación al número de casos confirmados (186.041), cifra que ha venido presentando una reducción, si se tiene en cuenta que a principios de mes, era del 3,4 %. El promedio de fallecidos diarios es de 56 personas, mientras que hasta el 31 de julo, fue de 95. Asimismo, los recuperados representan un 62 % del total de casos confirmados, mientras que el 31,6 % de las personas se encuentran en estado leve y solo el 2,61 % han fallecido.

Sin duda, una de las razones que más celebra la mandataria es el aumento de la disponibilidad de Unidades de Cuidados Intensivos (UCI), pues una de las preocupaciones en medio de la pandemia era un colapso del sistema de salud. En estos momentos, la ocupación está en 75 %, luego de que el 26 de julio llegó a su tope máximo, con un porcentaje de 93,2 %. De hecho, en cuanto al reporte diario, la ocupación, en vez de aumentar, a disminuido un 2 %. En este orden de ideas, hay alrededor de 1.813 camas disponibles para la atención a pacientes COVID-19. El 95 % de los ciudadanos infectados se recupera en su casa, el 3,7 % está en hospitalización aislada y el 0,34 % (732 personas) se encuentran en UCI.

Le puede interesar: Claudia López pedirá que este jueves termine la cuarentena por localidades en Bogotá

Las reglas del juego para una “nueva normalidad”

La alcaldesa anunció que este lunes se reunirá con el Ministerio de Salud para definir cuáles serán los lineamientos a seguir para la nueva fase de “normalidad” que atravesará la capital a partir del primero de septiembre. Por ahora, se sabe que será un periodo de planes piloto para la reactivación económica (como el de vuelos nacionales desde el Aeropuerto El Dorado y el plan de apertura de restaurantes), así como de nuevas medidas para enfrentar la pandemia, basadas en el fortalecimiento de la cultura ciudadana e incentivo de prácticas responsables de los ciudadanos.

López ha dicho que uno de los factores imperativos será que se debe garantizar que no más de cuatro millones de personas se movilicen al día en las calles ni en el transporte público. “Va a haber contagio, pero no mucho, por lo menos para que no colapse el sistema de salud, porque si volvemos al mismo tiempo ocho millones de personas a las calles, todo lo que hemos hecho se nos daña”.

Para eso, propuso una reactivación laboral por turnos, en la que los diferentes sectores económicos que se van a volver a habilitar, se distribuyan los días de la semana y las horas del día y así no todos los ciudadanos salgan a trabajar al mismo tiempo.

Por otra parte, para incentivar que se retomen las prácticas recreativas, se realizará un modelo de alternancia para parques metropolitanos y la jornada tradicional de ciclovía, garantizando que se respeten todos los lineamientos de bioseguridad y distanciamiento social requerido.

Comparte: