5 Feb 2021 - 11:33 a. m.

Claudia López llamó “oportunistas” a concejales que hicieron control al sector salud

La alcaldesa de Bogotá se molestó por la moción de observación al secretario de Salud, que fue apoyada por 15 concejales a quienes calificó como “uribistas, petristas y oportunistas”. Los cabildantes que adelantaron el debate le pidieron a la mandataria respeto por la oposición, por el Concejo y por el control a su gestión.
La moción de observación al secretario Alejandro Gómez fue liderada por el concejal Luis Carlos Leal (izq.), quien pertenece a Alianza Verde.
La moción de observación al secretario Alejandro Gómez fue liderada por el concejal Luis Carlos Leal (izq.), quien pertenece a Alianza Verde.

Esta semana el Concejo de Bogotá adelantó una sesión que, más allá de su propósito, mediría una vez más qué tanta fuerza política tenía la administración de Claudia López en esa corporación. Se trataba de la votación de una moción de observación al secretario de Salud, Alejandro Gómez, impulsada por 15 concejales (un tercio del cabildo) para quienes no fueron suficientes las respuestas que dio el funcionario al debate de control político que adelantó el Concejo durante cinco días.

Llamaba la atención la moción pues no solo fue liderada por un concejal de Alianza Verde, Luis Carlos Leal, sino que la firmaron concejales de bancadas de diferentes espectros políticos. Por ejemplo, la apoyaron cabildantes del Centro Democrático y Cambio Radical, partidos de oposición; de Bogotá para la Gente, bancada liderada por Carlos Fernando Galán; la Colombia Humana, partido independiente pero muy crítico sobre la gestión de López, y cabildantes que en teoría son de gobierno, pero en la práctica hacen oposición (Lucía Bastidas, del verde, y Carlos Carrillo, del Polo).

>CONTEXTO: Concejo de Bogotá negó la moción de observación contra el secretario de Salud

Esa diversidad hacía pensar que quizás la moción de observación podía prosperar en el Concejo. No obstante, se cayó con 27 votos en contra, 15 votos a favor y tres concejales que no votaron. Y aunque la moción solo es un llamado de atención sobre irregularidades en la gestión, en este caso de la pandemia (en pocas palabras, una “prueba” de moción de censura), a la alcaldesa de Bogotá no le gustó mucho el ejercicio y celebró con vehemencia que se hubiera caído.

“Concejo de Bogotá negó contundentemente la moción infundada y oportunista a nuestro secretario de Salud, Alejandro Gómez”, escribió la mandataria en sus redes sociales, antes de agradecer al funcionario por su ”dedicación para cuidar a Bogotá, al personal de salud y al sistema hospitalario”.

A renglón seguido, López se despachó contra los concejales que adelantaron el debate de control y a moción de observación. Los calificó de ”oportunistas” y ”mezquinos”, y aseguró que esperaban que la ciudad colapsara. ”Uribismo, petrismo y oportunismo hacen campaña añorando que Bogotá fracase y la muerte nos arrase. Lamentan que el sistema hospitalario no colapse, que hayamos superado con el cuidado de todos el segundo pico, desprecian el esfuerzo colectivo por la vida. Mezquindad sin límite”, añadió la alcaldesa en su cuenta de Twitter.

La afirmación no cayó nada bien entre los concejales que adelantaron la moción de observación, e incluso entre algunos que no apoyaron el ejercicio. Una vez la alcaldesa publicó el mensaje, una avalancha de mensajes empezó a aparecer criticando su rechazo hacia ese tipo de ejercicios de control.

Varios internautas le reprocharon a la mandataria, a quien precisamente muchos recuerdan por sus debates de control político en el Congreso, que su reacción ante la crítica fuera descalificar a los concejales. Incluso se movió por varias horas el hashtag #OportunistaNoLealSí en apoyo al concejal Luis Carlos Leal, quien, vale recordar, pertenece originalmente al movimiento Activista, pero aterrizó en Alianza Verde cuando Claudia López unió fuerzas con el hoy secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, excandidato de Activista a la alcaldía.

>LEA: Médicos y concejales de Bogotá presentan propuestas para enfrentar la pandemia

Uno de los primeros en reaccionar fue Carlos Fernando Galán, también excandidato a la alcaldía. A pesar de que en términos generales ha acompañado iniciativas del Distrito, el líder del movimiento Bogotá para la Gente ha ido muy crítico sobre la gestión de la pandemia.

“Que el Concejo haya negado la moción no significa que no hayan quedado temas sin explicación; el control no es oportunismo es transparencia con los ciudadanos. Y sería bueno, por ejemplo, explicar cómo se controló acá la cepa británica que aún los británicos no controlan”, indicó Galán, quien también criticó que López dijera que se adelantó una moción de censura. ”Era una moción de observación. No era para forzar ninguna renuncia”, agregó.

Juan Javier Baena, otro de los cabildantes de Bogotá para la Gente, tampoco recibió bien las palabras de la alcaldesa López y, con ironía, le dio que en ese caso era mejor revocar el Concejo. ”De pronto un Concejo sin diferencias y sin argumentos le sirven más a Ud. Lástima que ahora desprecie el control político. Vueltas que da la vida, manifestó el concejal.

También pidió respeto por el control que se hace en el Concejo el cabildante Emel Rojas (Colombia Justa Libres), quien a pesar de que no apoyó a moción ha sido desde el primer día una de las voces críticas de la gestión de la alcaldesa. “La moción de observaciones contra el secretario de Salud fue liderada con altura por el concejal Luis Carlos Leal, del partido de Gobierno, con la misma altura fue respondida por el secretario Gómez. Es una lástima que la Alcaldesa le quite la altura al debate de ayer”, expresó Rojas.

>LEA: Reparos y propuestas desde el Concejo de Bogotá respecto a la gestión de la pandemia

El Centro Democrático, principal partido de oposición, no se quedó atrás en sus críticas a la forma en que la alcaldesa respondió al debate de control al sector salud. El concejal Humberto Amín tildó de ”ignorante” el que hubiese afirmado que el petrismo y el uribismo se unieron para adelantar la moción de observación, teniendo en cuenta que participaron concejales de varios partidos. “La alcaldesa Claudia López está indignada por una moción que no pasó. ¿Se imaginan donde hubiera pasado?”, preguntó después Amín.

>LEA: Concejo pide a Claudia López dar detalles sobre el plan de vacunación

Su copartidario Jorge Colmenares coincidió en repudiar el que López haya encasillado a todos los concejales de la moción en el saco de “Uribismo + Petrismo” y señaló al Distrito de obtener respaldo político en el Concejo a punta de ”dádivas y limosnas de la más clásica politiquería”.

Desde el petrismo también le pidieron a López no encasillar a la oposición y suprimir los calificativos al control político. “No son el petrismo y el uribismo. No tiene que ver nada con la plaza electoral de Bogotá, si tiene que ver con la salud y la vida de las y los ciudadanos”, dijo Ana Teresa Bernal, de Colombia Humana.

Heidy Sánchez rechazó haberlos llamado “mezquinos” y resaltó que no es la primera vez que la alcaldesa descalifica la crítica. “Ha irrespetado funcionarios, periodistas, vendedores informales y ahora concejales. Nos llama “mezquinos” por cumplir nuestro rol de control político y vigilancia. Mezquindad es no darse cuenta de la necesidad de un cambio de rumbo en Bogotá”. Estas fueran otras reacciones de concejales que rechazaron las palabras de la alcaldesa López.

>LEA: La alcaldesa reaccionó de manera oportuna ante la crisis: María Fernanda Rojas, presidenta del Concejo de Bogotá

Comparte: