Bogotá

22 Jul 2020 - 3:00 a. m.

Con cambios en el cronograma, se mantiene la cuarentena por localidades

El sur de la ciudad entrará en cuarentena desde mañana. Bosa, Kennedy, Antonio Nariño, Puente Aranda y Fontibón se suman desde ya al confinamiento. La nación, optimista con las cifras.

Mañana todo el sur de Bogotá entrará en cuarentena. Tras la reunión entre el Gobierno Nacional y la Alcaldía, en la que se analizaron los resultados de la primera semana del aislamiento sectorizado, se decidió adelantar el cronograma y, como lo señaló la alcaldesa Claudia López, ahora el reto será anticipar y cruzar. “Ya pasamos la primera de las seis semanas que serán difíciles. Habrá ansiedad, pero estamos preparados para superarlas entre todos”.

De esta forma, a partir de este jueves, no solo estarán en cuarentena estricta las ocho localidades del primer grupo, sino que se sumarán las del segundo (Bosa, Kennedy, Antonio Nariño, Puente Aranda y Fontibón), que tendrán medidas estrictas desde el 23 de julio hasta el 6 de agosto.

Asimismo, la mandataria señaló que ya no se dividirán las unidades de cuidados intensivos (UCI) destinadas para COVID-19 y para otras patologías, sino que se tendrá una cifra global de las camas disponibles en la ciudad. “Entendemos las preocupaciones del gremio de médicos, pero no podemos evadir el desafío. El coronavirus va a estar con nosotros al menos un año, en el que tendremos que conocerlo”, dijo López.

Las medidas se tomaron justo después de la reunión entre el Distrito y el Gobierno Nacional, en el que, además de las últimas cifras, analizaron la solicitud que hicieron 14 asociaciones médicas de decretar el aislamiento en toda la ciudad, debido al alto número de casos de COVID-19 (que supera los 67 mil) y la ocupación de las UCI (alcanza el 91,5 %).

“Lo hicimos luego de analizar que cualquier medida adicional, similar a una cuarentena total, no tendría efectos positivos, esto teniendo en cuenta, además, que la tasa de mortalidad se ha mantenido estable entre 40 y 50 muertes diarias. Bogotá presenta estabilidad en casos confirmados, fallecimientos y UCI”, dijo el ministro Fernando Ruiz Gómez.

Por ahora, la cuarentena sectorizada está vigente en las localidades de Chapinero, San Cristóbal, Usme, Ciudad Bolívar, Tunjuelito, Rafael Uribe, Los Mártires y Santa Fe, las cuales se priorizaron debido a la alta tasa de contagios, cantidad de muertes e incidencia de comorbilidades, entre otras razones. Ahora se sumarán desde mañana otras cinco localidades para mejorar la estrategia para contener la propagación del virus. Es decir, al menos durante tres días, 14 (el 70 % de la ciudad) estarán en cuarentena estricta.

Panorama por localidades

El balance por localidades es optimista. En la mayoría, en especial las del centro, el 70 % de sus habitantes acataron las medidas. Sin embargo, no ocurrió lo mismo en Ciudad Bolívar, donde ha sido más difícil el control, debido a las necesidades de los que deben salir a buscar el diario. Pese a ello, el llamado es al autocuidado, pues todos los alcaldes locales aseguran que de la efectividad de lo que haga el Distrito dependerá que la gente cumpla las recomendaciones.

El alcalde de San Cristóbal, Ánderson Acosta, asegura que la mayoría ha acatado el confinamiento, en especial en sectores como el 20 de Julio, Los Libertadores y La Victoria, donde hay alto flujo de comercio y de personas. “Establecimos 10 puntos de control, pero también para realizar pruebas, dar información y controlar aglomeraciones”. A la fecha se han entregado 5.500 ayudas, que se suman a las 19 mil de los meses anteriores; se han impuesto 563 comparendos y, en salud, se han priorizado barrios como Guacamayas y San Martín de Loba, donde hay más contagios.

En el caso de Usme, la alcaldesa Mabel Andrea Sua cuenta que se instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) semipresencial para los controles diarios. “Hay operativos constantes para identificar que los locales cumplan la norma. Ha sido difícil, porque no hemos visto control en la curva, pese a que el 75 % de la población acata la norma. No ha sido fácil, pero la gente es responsable”. En esta localidad hay condiciones especiales: que la mayoría es parte de los estratos más bajos; la ruralidad, en la que se han entregado 1.500 tapabocas y donde el próximo sábado se harán pruebas, y la falta de hospitales públicos, por lo que tienen que recurrir a centros de asistencia de la Subred Sur, Meissen y El Tunal.

Por su parte, Tatiana Piñeros, alcaldesa de Los Mártires, indica que desde el principio se establecieron puntos de control en la calle 22 con Av. Caracas y en la calle 13 con carrera 27, para evitar las aglomeraciones en los Sanandresitos y el Ricaurte. "Se instalaron dos puntos de prueba donde se han realizado 1.037 pruebas, se hizo la entrega de 1.821 ayudas alimentarias y se han sensibilizado 3.107 personas sobre el uso del tapabocas y demás medidas de protección".

En esta localidad, ante el acto impacto del trabajo sexual se han establecido mesas de diálogo en las que se ha hecho concientización, se han entregado apoyos alimentarios y se han tratado temas como el abuso policial que se han denunciado en los últimos meses. De la misma forma, se han mantenido los diálogos con los dueños de los pagadiarios, "para que sobretodo en este momento no los amenacen con sacarlos", dijo Piñeros, así como se ha hecho una identificación de 400 grupos de migrantes y las condiciones en las que se encuentran en la ciudad.

En la lista también está Chapinero que, al ser epicentro de empresas de bienes y servicios, cuenta con una alta población flotante, por lo que han intensificado la sensibilización en calle, en la que se han sancionado 390 vendedores informales y más de 50 establecimientos que estaban por fuera de las excepciones. “Salud ha encontrado posibles brotes en un solo lugar. Tenemos dos patrullas itinerantes recordando las medidas en el espacio público”, dijo el alcalde local, Óscar Ramos.

Ante las circunstancias, el mandatario local también indica que se debe velar por mantener un equilibrio entre economía y salud, por lo que en el caso especial de Chapinero será importante la reinvención, en especial en sectores de gran importancia en la zona como el turismo y los restaurantes.

En Rafael Uribe, para Alejandro Rivera, el balance es positivo, dado que fuera del compromiso de los habitantes se están haciendo más de 100 pruebas diarias, entrevistas en casa y se han entregado 15 mil ayudas humanitarias. “Hemos hecho pedagogía con la Policía, la Defensa Civil y los Bomberos, así como hemos entregado ayudas en el Quiroga y otros barrios de clase media, que antes no la requerían, pero que ahora necesitan ayuda por la pandemia”.

Por último, en Ciudad Bolívar el control ha sido difícil. Ante la concentración de personas y las necesidades, su alcalde Ricardo Rodríguez indica que algunos sectores no acatan las recomendaciones. “Lo más difícil es la situación económica de algunas familias que se ven obligadas a salir para buscar el sustento, teniendo en cuenta la informalidad que habita en la localidad”.

Ante ello, han entregado 10 mil ayudas desde el 13 de julio y se continuarán dando esta semana. Asimismo, se han hecho 188 investigaciones epidemiológicas en campo, se han cerrado 703 establecimientos comerciales, se han impuesto 184 comparendos de tránsito, así como cuatro desinfecciones en el espacio público.

Tras la reunión de ayer, entre el Distrito y la nación se espera que el próximo viernes se dé un nuevo encuentro para evaluar las condiciones, pues más allá del optimismo con las medidas, se deberán tener en cuenta la cifra de contagios y la ocupación de las UCI. Todo dependerá del avance de la pandemia y su mortalidad, pues como lo señalan los alcaldes, si bien una parte es manejo de la administración, la otra depende del compromiso de quienes habitan en Bogotá.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X