15 Oct 2020 - 5:12 a. m.

Con laboratorios en la periferia: así se asientan los grupos armados organizados en Bogotá

La Fiscalía dice que sí está creciendo su presencia. La Defensoría, por su parte, lleva al menos un año alertando cómo se disputan las periferias de la ciudad. ¿Qué implicaciones puede tener esto?
La producción de estupefacientes, como motor del conflicto y otras formas de delincuencia, se está trasladando al norte y sur de la capital.
La producción de estupefacientes, como motor del conflicto y otras formas de delincuencia, se está trasladando al norte y sur de la capital.

Los indicadores de seguridad ciudadana en Bogotá, salvo el robo de bicicletas, vienen mejorando, dice el Distrito. Pero al margen de las estadísticas, otra dinámica viene ganando terreno, según lo vienen describiendo desde hace meses analistas de seguridad, los entes de control y recientemente el propio Gobierno. Los hechos de extrema violencia que se han registrado, en especial en los barrios periféricos, llevan a preguntarse si los grupos armados organizados, que azotan las zonas rurales del país, finalmente están tomando formalmente asiento en la capital.

Como acontecimientos recientes se puede mencionar el hallazgo ayer de un cuerpo desmembrado en Ciudad Bolívar, en el sur de Bogotá, y otro hace dos semanas en las mismas condiciones al norte, en El Codito, parte alta de Usaquén, métodos que, por lo general, no son propios de la delincuencia común. Otro de los indicios son las declaraciones del fiscal general, Francisco Barbosa, quien ha dicho que el terrorismo urbano es la nueva forma de operar de los grupos residuales de las guerrillas y el paramilitarismo, aunque no solo en Bogotá.

Comparte: