Bogotá

3 Jul 2014 - 4:38 a. m.

Con licencia para rellenar

Antes de optimizar el relleno Doña Juana, el Distrito deberá solucionar la situación de los habitantes que lo rodean.

Redacción Bogotá

La licencia ambiental que otorgó la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR), para optimizar el relleno sanitario Doña Juana, fue bien recibida en el Distrito: la vida útil del relleno, que recibe diariamente 6.500 toneladas de basura, aumentó siete años. La Unidad Administrativa Especial de Servicios Públicos (Uaesp) podrá ejecutar proyectos de generación de energía y aprovechamiento ecológico en la zona. De hecho, ahora dispone de 41.52 hectáreas en la vereda de Mochuelo Alto (Ciudad Bolívar) para depositar los residuos domiciliarios. Actualmente, el relleno ocupa 592 hectáreas de este barrio.

Fue precisamente en esta zona, Mochuelo Alto, en donde no fue bien recibida la noticia: “Es muy triste, porque la ampliación del relleno queda prácticamente lista. Desde hace 25 años tenemos problemas graves con moscos y ratones, y pareciera que la situación va a empeorar”, dice Aurora Ramírez, presidenta de la Junta de Acción Comunal de Mochuelo Alto, zona en la que, según la Uaesp, habitan cerca de 250 familias. Sobre esta vereda, la CAR señaló que el Distrito “deberá adquirir los predios señalados como franja de aislamiento, correspondiente a 500 metros de distancia entre el punto más extremo del área de disposición y el centro poblado de Mochuelo Alto”.

Además, la Corporación le ordenó a la administración construir la “infraestructura para la recreación”, en forma de compensación de la optimización. A esto se suma la obligación de implementar el programa “Parque Relleno Sanitario Doña Juana”, para “buscar un equilibrio entre los impactos socioambientales”. Por último, la CAR fue enfática en que la administración distrital “deberá adelantar estudios técnicos encaminados a determinar nuevas áreas para la disposición de residuos, bajo la premisa de la no ampliación del relleno sanitario”.

En la Uaesp son conscientes del riesgo que implicaría una ampliación del relleno para los habitantes de Mochuelo Alto. De acuerdo con Ana Haydée Matiz, subdirectora de l área de disposición final de la entidad, “la Unidad podría comprar aquellos predios que están ubicados en la zona sur del relleno, donde se llevará a cabo el proyecto de optimización. Aquellas familias que no estén interesadas en vivir cerca del relleno pueden hacer una oferta. A la fecha sólo una propietaria se ha acercado. La Unidad está lista para pedir avalúos en Catastro y comenzar una evaluación presupuestal”.

Sin embargo, Haydée fue enfática en que el interés del Distrito no es desplazar a la población, sino “convivir con ellos, mejorando las condiciones de vida”. En relación con el aprovechamiento ecológico en el relleno, la subdirectora dijo que en septiembre “se estarán produciendo cinco megas de energía eléctrica allí. El año pasado terminamos con 1,64% de reciclaje, y hoy la cifra está en 2,8%”.

Más allá de cumplir con el programa Basura Cero, el Distrito deberá acatar los siguientes mandatos de la CAR: “Construir un dique ambiental de una altura entre 18 y 20 m para mitigar el efecto paisajístico, crear estructuras para el manejo de agua lluvia y vías de acceso para la zona”.

 

Temas relacionados

relleno Doña Juana
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X