Publicidad
27 Jan 2021 - 7:53 p. m.

Concejales, incluso de oposición, se apartan de la revocatoria de Claudia López

Ningún cabildante de la ciudad apoyará el mecanismo que busca el fin de mandato anticipado de la alcaldesa. Para varios miembros de la corporación, no es momento de entrar en ese proceso debido a la emergencia sanitaria que afronta la ciudad. Eso sí, los concejales de oposición anticiparon que van a intensificar el control político.
En el Concejo de Bogotá, López tiene una bancada de oposición no muy numerosa pero sí vehemente.
En el Concejo de Bogotá, López tiene una bancada de oposición no muy numerosa pero sí vehemente.
Foto: Tomada de Twitter: @ClaudiaLópez

Esta semana inició de manera formal el proceso de revocatoria del mandato de la alcaldesa de Bogotá, Claudia López. Ante los magistrados del Consejo Nacional Electoral, los delegados de uno de los grupos promotores del fin de gobierno anticipado expusieron sus razones para impulsar el proceso. Tras la exposición de motivos, la alcaldesa López intervino y realizó casi un corte de cuentas a los poco más de 12 meses que lleva su administración.

Pero además de los balances que entregó, en repetidas ocasiones la mandataria afirmó que la revocatoria era impulsada por grupos políticos y señaló al partido Centro Democrático (CD) de estar detrás del proceso. De hecho, insinuó que hay miembros del partido moviendo el tema, como antesala de las elecciones de 2022. No obstante, el expresidente Álvaro Uribe, líder de esa colectividad, desde hace varias semanas dejó claro que no apoyará ningún proceso de revocatoria en el país.

También lo ha dejado claro José Miguel Santamaría, uno de los líderes del “Movimiento Ciudadano Revocatoria Claudia López”, que es el más grande de los dos comités que impulsan la revocatoria. A pesar de que Santamaría en efecto aspiró al Senado y a la Gobernación de Cundinamarca representando al Centro Democrático, ha dicho que el comité es un movimiento ciudadano que no tiene color político.

Así las cosas, y más allá de quiénes están detrás de la revocatoria, lo único claro por ahora es que a diferencia de los procesos de revocatoria contra los exalcaldes Enrique Peñalosa y Gustavo Petro, en esta ocasión no habrá impulso desde el Concejo. Ni los concejales del CD, ni los de Cambio Radical (el otro partido de oposición), ni los cabildantes de partidos independientes promoverán la revocatoria de Claudia López.

Así lo dejó claro Humberto Amín, uno de los concejales del CD, quien afirmó que el partido no acompañará el proceso de revocatoria ni en Bogotá, ni en Medellín, ni en Cali. “El Centro democrático no respalda ningún moviendo revocatorio de los que se están llevando a cabo en el país y ha sido una declaración pública por parte de las directivas del partido y del expresidente Ávaro Uribe”.

Para el concejal, los señalamientos de la alcaldesa López al CD tienen que ver con que “le molesta que ciudadanos de diferentes sectores quieran ejercer su derecho constitucional a la revocatoria” y explicó que, pese a que no contribuirán con el proceso, seguirán haciendo un control político vehemente.

“No lo vamos a abandonar, a pesar de lo incómodo que pueda ser para la mandataria. Por el contrario, seremos más insistentes en revelar las irregularidades, incoherencias, derroches, improvisaciones y la falta de planeación que vemos a diario en esta administración”, agregó Amín. Algo similar manifestó su copartidaria Diana Diago, quien dijo que no apoyarán el proceso pero reiteró que no por eso disminuirán la inspección a la gestión.

Desde la otra bancada de oposición, Cambio Radical, el concejal Rolando González afirmó que, así como ocurrió en los procesos contra Peñalosa y Petro, no apoyará la revocatoria y en cierto modo coincidió en que el mecanismo se viene usando más por intereses políticos que cualquier otra razón. También sugirió que, para que esto no ocurra, en el futuro se deberían fortalecer los mecanismo de participación ciudadana para garantizar que los mandatarios ganen las elecciones con una representación mas alta.

“Para nadie es un secreto que este mecanismo es utilizado por grupos políticos para intereses propios y no intereses de la ciudad. En esta oportunidad, no solo están jugando con intereses políticos sino con la salud de las personas”, indicó González, a quien su compañera de bancada, Carolina Arbeláez, secundó en lo que respecta a los intereses detrás de este tipo de procesos.

La mayoría de los demás concejales de bancadas independientes y, por supuesto, los de la bancada de gobierno, también han manifestado que este no es momento de impulsar procesos de revocatoria, teniendo en cuenta que la ciudad atraviesa una emergencia sanitaria sin precedentes que la administración de Claudia López se debe enfocar en atender.

El concejal Diego Cancino (Alianza Verde), uno de los más cercanos a la alcaldesa López, pidió que el foco se ponga en la emergencia sanitaria y reiteró sus críticas a los promotores del proceso. “Acá lo que hay que revocar es el COVID-19 y la mala leche. Quieren revocar a una alcaldesa por cuenta de una pandemia que está generando muertes a nivel de mundial. Quieren cobrarle ese hecho, que es impredecible, donde todos debemos sumar y no debemos torpedear. Es infame que usen recursos públicos para escalar al Congreso”.

Síguenos en Google Noticias