29 Aug 2020 - 2:04 a. m.

Cruce de señalamientos entre Luis E. Gómez y concejales por retiro del Plan Marshall

Varios cabildantes salieron en defensa del presidente del Concejo de Bogotá, Carlos Fernando Galán, quien dijo que el Distrito está culpándolo por errores en el planteamiento del plan. Por su parte Gómez, secretario de Gobierno, aseguró que cumplieron con el trámite y que este fue viciado en la corporación
El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, asegura que se dio mal trámite al proyecto dentro del Concejo de Bogotá
El secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, asegura que se dio mal trámite al proyecto dentro del Concejo de Bogotá

Las reacciones frente al retiro del Plan Marshall del Concejo de Bogotá no se hicieron esperar. Por un lado, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, sostiene su argumento de que al proyecto se le dio un mal trámite desde la presidencia del cabildo distrital, en cabeza de Carlos Fernando Galán. Otros concejales dicen que el Distrito “se está lavando las manos” y buscando culpables frente a un mal planteamiento de la propuesta.

Galán, concejal del movimiento Bogotá para la Gente con el que participó de la contienda electoral en 2019, salió en su defensa y aseguró que, al percatarse que no se iba a alcanzar a debatir el proyecto, el Distrito “decidió lavarse las manos y culpar al Concejo mintiendo”.

En respuesta al presidente del cabildo, Luis Ernesto Gómez aclaró que el Plan Marshall fue radicado con tiempo suficiente de trámite y que la razón por la que no avanzó dentro del Concejo fue que se acumularan otros proyectos.

Frente a su reacción, varios cabildantes salieron en defensa de Galán. Lucía Bastidas, a pesar de pertenecer a la bancada de gobierno (Partido Verde), mostró su desacuerdo con los señalamientos del secretario de Gobierno, asegurando que el presidente del Concejo actuó bajo el marco de la legalidad. “Invito al gobierno distrital a que, a cambio de buscar culpables se dedique a mejorar el proyecto de incentivos y que no sea una reforma tributaria que castigue a los bogotanos y comerciantes”.

Por su parte, Andrés Forero (Centro Democrático), de oposición, dijo que desde un inicio se planteó el proyecto como una reforma tributaria encubierta, por lo que no era viable llevarlo a cabo.

Comparte: