Bogotá

9 Feb 2017 - 4:29 p. m.

Cultura ciudadana ya tiene un doliente en Bogotá

Ya funciona en la capital la Dirección de Cultura Ciudadana, entidad adscrita a la Secretaría Distrital de Cultura. El reto: fortalecer la convivencia y liderar la transformación cultural de Bogotá.

Redacción Bogotá

Luego de permanecer huérfana por años en Bogotá, la cultura ciudadana ya tiene un doliente en la ciudad. Este jueves quedó en firme la oficina que, desde el gobierno Distrital, tendrá la tarea de promover la educación, la convivencia y la transformación cultural de la sociedad.

Se trata de la Dirección de Cultura Ciudadana, que hoy recibió la luz verde del Distrito para operar. Esta nueva dependencia, que estará adscrita a la Secretaría de Cultura de Bogotá, será la encargada –nada más y nada menos–  de formular, implementar y hacer seguimiento a la política pública de cultura ciudadana en la ciudad, así como liderar la Red de Cultura Ciudadana y Democrática que apoyará iniciativas de transformación cultural.

“Uno de sus principales objetivos será fortalecer la convivencia y el cambio cultural de los bogotanos, mediante la articulación, el acompañamiento y la orientación de las estrategias de transformación social”, explicó la Administración.

La nueva Dirección, según el Distrito, promoverá estímulos a la investigación, la sistematización e iniciativas de cambio cultural. En esa tarea podrá aplicar instrumentos como la Encuesta Bienal de Culturas, que dan cuenta de las prácticas de cultura ciudadana de los habitantes de la ciudad.

La creación de esta nueva dependencia se concretó en el marco de la reestructuración de la Secretaría de Cultura, Recreación y Deporte, y hace parte de uno de los ejes del programa de gobierno del alcalde Enrique Peñalosa, quien, desde antes de ser elegido alcalde, integró a su equipo al exalcalde Antanas Mockus, en cuyo mandato le apostó de forma decidida a la cultura ciudadana.

La incursión de Mockus en esta Administración era previsible luego de su espaldarazo a Peñalosa en la campaña electoral. Precisamente, el exmandatario ha venido trabajando de la mano con el Distrito en el desarrollo de campañas de cultura ciudadana.

“La primera de esas campañas tuvo como objetivo mejorar la movilidad en las intersecciones donde se presentaban represamientos de vehículos que no respetaban los semáforos y que se denominó 'Dale ritmo a Bogotá'”, agregó el Distrito.

Los partidarios de esa estrategia consideran que Bogotá necesita retornar a los tiempos en los que, como lo ha explicado el exalcalde, los ciudadanos asumieron un rol como agentes que se autocontrolaban para evitar la violación de las normas y que, al tiempo, se las hacían cumplir a los demás sin apelar a la violencia. Mockus pudo sacar a relucir logros como la reducción de la tasa de muertos en accidentes de tránsito, que pasó de 24,3 a 15,1 por cada 100.000 habitantes, o la disminución de los homicidios de 59 a 47 por cada 100.000 habitantes.

Su aplicación de políticas de cultura ciudadana está orientada a resultados, particularmente al cambio de comportamientos, y por eso ha criticado que las administraciones que lo sucedieron, puntualmente las de izquierda, no sólo no hayan puesto el mismo énfasis en estas estrategias, sino que, cuando intentaron hacerlo, se limitaron a campañas publicitarias que no generaron mayores efectos. Sin embargo, Mockus rescató el rechazo al porte de armas que mostraron las mediciones luego de la prohibición que decretó Gustavo Petro, pero luego insistió en la necesidad de las campañas que apuntaran a otros frentes.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X