Bogotá

4 Jul 2014 - 3:24 p. m.

De barristas a cuidadores de parques

El programa, implementado en febrero, ha tenido éxito en las localidades más vulnerables de la ciudad. El Distrito abrió otra convocatoria y le pagará $1.4750.000 a cada barrista.

Redacción Bogotá

En los 75 barrios más peligrosos de Bogotá, los jóvenes que antes eran catalogados como barristas comenzaron a ser vistos como cuidadores de parques. Seis de ellos llegaron en febrero al parque El Tunal: ayudaron en la logística de los eventos, informaron sobre daños ambientales o robos en el lugar y prestaron primeros auxilios. La escena se repitió en el parque Nacional, también ubicado en Tunjuelito, en Cayetano (Kennedy), Timiza, Patio Bonito, Atahualpa.

Ante la violencia que generó la lucha entre barras bravas durante 2013, el Instituto Distrital de Recreación y Deporte (IDRD) le ofreció a 130 barristas que comenzaran a trabajar como “orientadores de parques”, por un salario cercano a $1.4750.000. “Los jóvenes incorporados se dedicarán a orientar a los ciudadanos en el uso, cuidado, disposición, servicios e infraestructura de los parques, así como guiarlos sobre los servicios que ofrecen los diversos centros deportivos locales”, estableció la entidad. A la fecha, 60 jóvenes pertenecientes a las barras de Millonarios, Santa Fe, América y Nacional están trabajando en los parques de la ciudad.

Durante la despedida de la selección Colombia en el estadio El Campín, el alcalde Gustavo Petro admitió que los espacios recreativos “se han convertido en focos de conflicto. Los problemas que se vivían en los estadios se trasladaron a estos lugares”. Una de las primeras localidades en implementar el programa fue Antonio Nariño: “El proceso no fue fácil. La pasión que genera cada barra por su equipo y el sentido de apropiación que tienen por algunas zonas de la localidad impedía que los jóvenes de otra barra se acercarán a algún parque determinado para compartir esta labor” dijo Giovanni Monroy, alcalde local.

Pese a las dificultades, el programa ha tenido éxito. Esta semana el IDRD abrió otra convocatoria “para hombres y mujeres entre 18 y 25 años, pertenecientes a las barras bravas, para trabajar de domingo a domingo en los parques de la ciudad”. La entidad exige que la persona cuente con título de bachiller, estudios complementarios de mínimo seis meses en cualquier modalidad académica (cursos, diplomados, técnico, tecnólogo) y experiencia laboral de seis meses, mínimo. Además, los barristas deben provenir de uno de los 75 barrios más peligrosos de Bogotá, en donde la Secretaría de Gobierno implementa el plan 75Cien.

Johan Alexander Mosquera, orientador en el parque Timiza y miembro de la barra Guardia Albi Roja (Santa Fe), señaló que “el trabajo ha sido útil en la medida en que la barra brava ya no está tan estigmatizada. Es una oportunidad agradable para compartir con las personas que visitan los parques. Los muchachos de la Guardia han comenzado a conocer otras formas de trabajo y muchos se están pagando la universidad con el sueldo que les paga el IDRD”. De acuerdo con Javier Suárez Alonso, director de la entidad, es necesario ““ocupar estos sitios de recreación de la ciudad con jóvenes, niños, adultos mayores, mujeres y toda la familia, para que el parque vuelva a revivir como un espacio de integración comunitaria”.

“Aunque a veces nos de rabia que pasen por nuestro parche, hay que acabar con las fronteras invisibles. Cuando estamos en esta tarea en los parques somos un solo equipo y dejamos a un lado tanta violencia, no es justo con nuestros padres. Hay que madurar y cambiar de mentalidad” dijo Javier Gualteros, perteneciente a la barra de Santafé y orientador de parques en la localidad de Antonio Nariño. La meta del Distrito es incorporar 400 barristas en el programa antes de 2015.

Temas relacionados

IDRDbarras bravas
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X