21 Aug 2020 - 5:49 p. m.

¿Declarar emergencia climática en Bogotá? En el Concejo cursa un proyecto con ese fin

Con un buen ambiente y apoyo de varias bancadas, se empezó a discutir del proyecto que busca reconocer el riesgo y vulnerabilidad que tiene Bogotá y formular las acciones para mitigar el cambio climático.
Calidad del aire en Bogotá
Calidad del aire en Bogotá

Tres proyectos de acuerdo se empezaron a discutir este viernes en el Concejo de Bogotá. El primero busca crear programas para reducir el consumo de sal y de azúcar en la ciudad. El segundo, ordenar la implementación de medidas de seguridad en el SITP. El tercero, quizás el que más llamó la atención por los objetivos que persigue, pretende que se declare la emergencia climática en Bogotá y se establezcan las acciones de adaptación, mitigación y resiliencia frente al cambio climático. Y llama la atención porque es la primera vez que en el Concejo se presenta un proyecto de acuerdo con esas pretensiones.

La iniciativa es autoría de las tres concejales de Colombia Humana (Susana Muhamad, Heidy Sánchez y Ana Teresa Bernal), pero recibió el apoyo de otros cabildantes como María Fernanda Rojas, Andrea Padilla y Diego Cancino (Alianza Verde), Carlos Carrillo, Celio Nieves (Polo Democrático), Juan Javier Baena y Marisol Gómez (Bogotá para la Gente), y María Victoria Vargas (Partido Liberal). Además, los ponentes del proyecto, aunque están ubicados en orillas políticas diferentes, también manifestaron su apoyo al proyecto: Manuel Sarmiento (Polo) y Óscar Ramírez Vahos (Centro Democrático) rindieron ponencias positivas, con algunas modificaciones, al proyecto.

La finalidad de la propuesta es lograr que se declare una emergencia climática en Bogotá, que permita establecer medidas dirigidas a la adaptación, mitigación y resiliencia frente a la crisis climática global. Según quedó consignado en la exposición de motivos del proyecto, hay cuatro compromisos que se reglamentarían con la declaratoria.

El primero es que se reconozca la vulnerabilidad y condiciones de riesgo en que se encuentra Bogotá en el contexto de la crisis climática global, así como “la necesidad de actuar de manera urgente, efectiva y ambiciosa para aumentar las capacidades de adaptación, mitigación y resiliencia”. Por otro lado, la iniciativa busca establecer mandatos orientados a que el Distrito formule acciones estratégicas para adquirir capacidades de adaptación, mitigación y resiliencia frente al cambio climático.

En tercer renglón está el objetivo de adoptar prioridades en todas los niveles e instancias de la administración, para atender, manejar y gestionar las condiciones de declaratoria de emergencia climática. Por último, con el proyecto se pretende establecer mecanismos de monitoreo, control, seguimiento y verificación ciudadano a las acciones adelantadas por las entidades del Distrito. Esto se traduce en una rendición de cuentas de las entidades distritales sobre el cumplimiento de los mandatos de emergencia climática previstos en el acuerdo.

De acuerdo con la concejal Muhamad, “Bogotá sería la primera capital latinoamericana que hace la declaratoria y se une a las más de 800 ciudades, estados y la Unión Europea, en que se ha declarado en emergencia climática”. Agrega que el proyecto tiene como fin tratar de mitigar y evitar las consecuencias de la crisis climática mundial, en línea con lo que ya hicieron ciudades como Ottawa (Canadá), Sidney (Australia), Barcelona (España), Nueva York y Los Ángeles (Estados Unidos), París (Francia) y, en la región, Buenos Aires (Argentina) y Recife (Brasil).

“Siguiendo el llamado de los científicos que dicen que tenemos hasta el 2030 para evitar que el clima suba más de dos grados y se evite así una catástrofe para el ser humano, un equipo de científicos de Australia habla hasta de su extinción en 2050”, dice la cabildante sobre el proyecto que se construyó en conjunto con ambientalistas, ciudadanos y concejales de diversas bancadas.

Por su parte, en su ponencia positiva el concejal Sarmiento expresó que el proyecto plantea la creación de un Sistema de Economía Solidaria del Cuidado y la Resiliencia, que será la herramienta para adelantar las políticas públicas encaminadas a garantizar mejores condiciones de en medio de la crisis climática, sobre todo a quienes más golpea la crisis: personas en condición de vulnerabilidad y mujeres.

Pero la creación de este sistema, para Sarmiento, sería inviable dado que en el Plan Distrital de Desarrollo quedó aprobada una herramienta similar. “Vale la pena resaltar que a través del Acuerdo 761 de 2020 la actual administración aprobó la creación del Sistema Distrital del Cuidado que tendrá como finalidad redistribuir las labores del cuidado para descargar a las mujeres del desarrollo de las misma, remunerar las labores del cuidado, y entregar al estado un rol protagónico en la labores del cuidado”, indicó el cabildante del Polo sobre el sistema que ya tiene asegurado un presupuesto de $5,2 billones para todo el cuatrienio.

Comparte: