Publicidad
30 Oct 2020 - 10:21 p. m.

Decomisan más de 500 kilos de dulces y alimentos en mal estado en Bogotá

La Secretaría de Salud hizo un llamado para que el consumo de dulces sea moderado, este fin de semana, así como pide revisar la fecha de vencimiento y las condiciones de lo que se consuma.
Se han hecho 95 operativos de inspección, vigilancia y control en 19 de las localidades de la ciudad, durante todo el mes.
Se han hecho 95 operativos de inspección, vigilancia y control en 19 de las localidades de la ciudad, durante todo el mes.
Foto: Secretaría de sALUD

A lo largo de este mes, la Secretaría de Salud decomisó 536 kilos de dulces, galletas, gelatinas, chicles, leche condensada, chocolates y nueces, así como 1.120 litros de agua envasada, gaseosas, néctares, zumo, jugos de fruta que presentaban irregularidades, en medio de los operativos que se realizan en 19 de las localidades de la ciudad, ante la celebración de Halloween.

De acuerdo con la Secretaría de Salud, en los 95 operativos que se han realizado se inspeccionaron 67.984 kilogramos y 20.308 litros de alimentos y bebidas como dulces, galletas, gelatinas, helados, arequipes, postres, turrones, gaseosas, agua envasada, néctares y jugos, entre otros productos, así como se clausuraron 56 establecimientos que incumplían las normas sanitarias.

Ante esto el secretario de Salud, Alejandro Gómez, hizo un llamado para revisar los dulces que se compren para estas fechas. "Muy importante verificar que sean de buena calidad. El consumo excesivo de dulces no es recomendado en niños y niñas pero en esta fecha tenemos una concesión especial, por lo que pedimos que los dulces, confites o golosinas sean de presentación individual y que vengan envueltos, que no estén vencidos y estén en buenas condiciones físicas, es decir, que no estén húmedos ni se desmoronen”.

Entre los dulces y alimentos decomisados, se encontraron productos con empaques alterados, sin el debido almacenamiento, vencidos o con incumplimientos en los rótulos, por lo que el Distrito, además, recomienda a los padres verificar que los productos no estén descoloridos o derretidos y tengan rótulos.

En caso de presentar dolor abdominal, nauseas, vómito y diarrea, por el consumo excesivo de dulces, se recomienda no automedicarse y acudir inmediatamente a un centro médico. Asimismo, evitar pedir dulces puerta a puerta o visitar lugares cerrados con poca ventilación.

“Lo que estamos haciendo en esta nueva realidad no es que los niños no tengan un día especial sino que podamos reducir los riesgos que generan las prácticas a que esto conlleva. Nuestra invitación es a que los niños y niñas no pidan dulces sino que los tengan en casa, que se realicen festividades al interior del hogar y que eventualmente disfracemos las ventanas”, dijo Gómez.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias