Publicidad
14 Jul 2020 - 1:11 p. m.

Denuncian que el cadáver de un familiar desapareció del Hospital de Fontibón

Los hijos de Cristian Lagos, un hombre de 53 años que murió este viernes 10 de julio en el hospital, piden explicaciones sobre el paradero del cuerpo.
El hombre murió por una afectación cardíaca y al parecer tenía COVID-19.
El hombre murió por una afectación cardíaca y al parecer tenía COVID-19.
Foto: Uaesp

Momentos de incertidumbre viven los familiares de Cristian Lagos, un carpintero de 53 años quien falleció el 10 de julio en el Hospital de Fontibón, pero del que no se sabe su paradero, pues su cuerpo no aparece en el centro asistencial.

Según sus hijos, Cristian sufrió una afectación cardíaca el viernes en horas de la tarde, por lo que lo trasladaron al Hospital de Fontibón, donde lo intentaron reanimar pero finalmente falleció. Cuando se enteraron de la noticia, sus hijos iniciaron el procedimiento para reclamar el cadáver, pero en el hospital les manifestaron que, al tratarse de un caso sospechoso de COVID-19, el protocolo era realizar una prueba, cuyos resultados podrían tardar hasta 14 días.

Lea también: Muerte en tiempos de pandemia: un adiós sin compañía de los suyos

Aunque, si bien los familiares intentaron recuperar el cuerpo el día sábado, no fue sino hasta este lunes 13 de julio que se acercaron al Hospital de Fontibón, en donde se llevaron una desagradable sorpresa: el cuerpo de su padre no se encontraba en el lugar, al parecer por una equivocación cometida por los funcionarios de la institución, quienes les iban a entregar a los familiares los restos de una mujer identificada como Cristina.

“Salió el jefe de seguridad del hospital y nos manifestó que había un error en un rótulo, entonces que tuviéramos paciencia y siguiéramos esperando. Luego tuvieron que desembalar todos los cuerpos y constatar que dentro del hospital no había ningún hombre, solo los cuerpos de tres mujeres”, indicó María Alejandra Sarmiento, hija del paciente fallecido, a Noticias Caracol.

Le puede interesar: Serafín, el cementerio donde son cremados los muertos por covid-19 en Bogotá

El asombro fue mayor cuando los familiares se dieron cuenta de que el cuerpo de su padre, al parecer, había sido intercambiado por otro. Según explican, fueron los funcionarios de la funeraria que contrataron los que notaron que en la morgue del hospital solo se encontraban mujeres.

“Lo único que nos dijeron es que lo más probable es que se hayan confundido, porque el mismo viernes murió una señora que sí era caso de COVID-19 confirmado, de nombre Cristina; lo más probable es que la familia de Cristina tenga el cuerpo de nuestro ser querido”, señaló la mujer.

El drama para los familiares continúa pues no saben si el cuerpo de su padre fue incinerado o enterrado. “Nadie responde, nadie dice nada, lo único que nos dijeron es que volviéramos al día siguiente para tener una reunión con la gente del hospital. ¿Cuántas personas en Colombia les pudo haber ocurrido esto?”, señaló uno de los familiares.

Por su parte, la Subred Suroccidente, que cubre el Hospital de Fontibón, indicó que está investigando el suceso para determinar la responsabilidad de los funcionarios del hospital, pero además están contactando a la otra familia, que tal vez ya veló, sepultó y lloró a un muerto que no era suyo.

*Estamos cubriendo de manera responsable esta pandemia, parte de eso es dejar sin restricción todos los contenidos sobre el tema que puedes consultar en el especial sobre Coronavirus.

*Apóyanos con tu suscripción.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias