Publicidad
29 Mar 2022 - 6:14 p. m.

Desde el Concejo denuncian contratación ilegal de 3 mil maestras de jardines en Bogotá

Las secretarías de Educación y de Integración Social fueron señaladas por las denuncias de la precarización laboral de los maestros de jardines infantiles que son vinculados por contratos de prestación de servicios. Según la denuncia, la Secretaría de Integración Social enfrenta 167 procesos judiciales al respecto que podrían costarle a la ciudad $250 mil millones.
Se estima que el 80% del personal contratado para atender a los más de 42 mil niños en jardines infantiles distritales, no tiene garantías laborales.
Se estima que el 80% del personal contratado para atender a los más de 42 mil niños en jardines infantiles distritales, no tiene garantías laborales.

Vulneración de derechos laborales, modificación de la extensión de los contratos y presiones políticas fueron algunas de las denuncias que se expusieron en el Concejo de Bogotá contra las secretarías de Educación e Integración Social en un debate de control político por irregularidades en la contratación de maestros en jardines infantiles distritales.

De acuerdo con la información recogida por el concejal Juan Baena (Nuevo Liberalismo), a la fecha hay 3.075 maestros que se encuentran vinculados por prestación de servicios cuando deberían estar contratados de planta.

Lea también: Preacuerdo entre Jhonier Leal y Fiscalía pidió 27 años de prisión por homicidio

“En la ciudad hay 3.000 maestras que están contratadas de manera ilegal, mujeres, en su mayoría, que dejan a sus hijos en casa para ir a cumplir largas jornadas con sobrecarga de niños y hasta 12 horas de trabajo con un contrato por prestación de servicios”, agregó Baena.

Esta forma de vinculación es ilegal debido a que la educación preescolar (prejardín, jardín y transición) hace parte del servicio de educación formal, según la Ley General de la Educación de 1994.

Esto implica que “la vinculación de personal docente, directivo y administrativo al servicio público educativo solo podrá efectuarse mediante la planta de personal aprobada por la respectiva entidad territorial”, según señala la ley.

En ese sentido, según la Secretaría de Integración, actualmente se encuentran en curso 167 procesos judiciales y nueve condenas en las que se busca la declaratoria del contrato realidad. En promedio, estas demandas pretenden en promedio $50 millones, por lo que en estas irregularidades estarían en juego cerca de 250 mil millones de pesos del erario de la ciudad.

Se estima que el 80 % del personal contratado para atender a los más de 42 mil niños en jardines infantiles distritales, no tiene garantías laborales. Además, según señalan maestras denunciantes, en algunos jardines la totalidad del personal contratado trabajaba por prestación de servicios.

Podría interesarle: Tres días de luto en Bogotá por atentado contra CAI en Ciudad Bolívar

En ese sentido, también se denunció que el Distrito suspendía o modificaba la duración de los contratos con el objetivo de dar la apariencia de que se trataban vinculaciones ocasionales o extraordinarias. Por su parte, también se mencionaron presiones por parte de funcionarios para que los maestros asistieran a mítines políticos.

“En mis ocho años que le entregué a la Secretaría de Integración Social, que fue una mala experiencia, nunca nos reconocieron esa labor como docentes profesionales. Siempre para ellos fuimos las nanas, las cuidadoras, las sirvientas, las toderas porque hasta el aseo y la portería realizábamos”, contó una maestra en una denuncia anónima.

Para conocer más noticias de la capital y Cundinamarca, visite la sección Bogotá de El Espectador.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias