21 May 2019 - 3:47 p. m.

Desmantelan banda dedicada al microtráfico y ajuste de cuentas en Ciudad Bolívar

Tras un año de investigaciones de la Sijin, la Policía capturó a siete miembros de la estructura criminal "Los paisanos", responsable de al menos tres homicidios en el sur de Bogotá. Se intenta establecer si tuvieron que ver con otros seis homicidios cometidos en la localidad.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

La Policía capturó en las últimas horas a siete personas pertenecientes a una banda criminal que se hacía llamar “Los paisanos”, y que operaba en zonas de Ciudad Bolívar, localidad ubicada en el sur de la capital. Tras un año de trabajos de investigación adelantados por la Sijin de la Policía, las autoridades dieron conel paradero de los miembros de la estructura que también se hacía llamar “Los bam bam”, y que fue identificada por sus actividades ilegales de microtráfico y de tortura para cometer homicidios por ajustes de cuentas.

De acuerdo con información de la Policía, los sujetos capturados sembraron terror en Ciudad Bolívar, ya que tenían pleno control en tres zonas de la localidad. Según las investigaciones, sus ajustes de cuentas derivaron en al menos nueve muertes violentas por el control del tráfico de drogas en la localidad. Además, estaban tratando de extender sus tentáculos criminales en otras zonas del sur de la ciudad.

Uno de los sujetos capturados,según indagaciones previas de las autoridades, es un reinsertado del ELN que en el monte fue conocido con el alias de ‘Mister’. El hombre es señalado por la Policía como el más sanguinario de la estructura criminal desmantelada, e incluso indican que sus propios compañeros manifestaban que le tenían miedo, ya que no dudaba en utilizar la violencia y torturar a microtraficantes o consumidores que tuvieran deudas pendientes con ‘Los Paisanos’.

La Sijin afirma que logró comprobar que el hombre tuvo responsabilidad en la muerte de un joven en el sector de La Pasquilla, e incluso detalla que la muerte se habría producido por una tortura previa. La causa del asesinato, dice la investigación, fue que al parecer el joven rendía la droga con sustancias como cemento, con el propósito de estirar el producto y quedarse con un mayor porcentaje de las ganancias.

Además de ajustar cuentas de forma violenta, a ‘Mister’ lo conocían porque era quien administraba un expendio de estupefacientes en el sector del Mochuelo, en inmediaciones del relleno sanitario Doña Juana. Sin embargo, pese a sus maneras, ‘Mister’ era un hombre de rango medio en la estructura criminal.

El líder de ‘Los Paisanos’ se hacía llamar ‘Pluma Blanca’ y tiene un amplio prontuario delictivo. Según la Sijin, el líder de la banda controlaba la venta de estupefacientes en los billares, bares y discotecas del sector de El Lucero. Para llegar a esta conclusión e identificar y capturar a este hombre, la Policía tuvo que infiltrar a un agente encubierto, ya que el poder de ‘Pluma Blanca’ era tal que contaba con un “cuerpo de seguridad”, conformado por otras personas de la banda que lo alertaban sobre la presencia de las autoridades.

En estos sitios de entretenimiento y de rumba, ‘Pluma Blanca’ se las ingeniaba para ingresar todo tipo de estupefacientes sin levantar sospecha. Las autoridades calculan que este negocio criminal dejaba ganancias a la estructura que oscilaban entre uno y dos millones de pesos cada noche. Pero la actividad de la banda no se limitaba al homicidio y el tráfico de alucinógenos. Estos sujetos también cometían desde hurtos callejeros hasta fleteos, y aunque personas en la comunidad los identificaban, no se atrevían a denunciarlos debido que generaban pánico en la comunidad, pues había pánico y mucho temor por posibles represalias.

Entre los capturados, las autoridades identificaron a otro sujeto conocido como ‘Chinga’. Según dicen, él asesinaba por placer y llegó a matar a consumidores solo por negarse a comprarle la droga. Hasta el momento, las investigaciones de la Policía han comprobado tres muertes violentas a manos de miembros de la banda criminal, sin embargo, los inspectores intentan establecer si las personas han tenido autoría en otros seis homicidios cometidos en Ciudad Bolívar.

Las siete personas fueron puestas tras las rejas y a disposición de las autoridades judiciales. Para que no quedaran dudas de sus capturas, la Sijin aportó pruebas que incluyen audios donde, se evidencia la manera en que ordenaban las muertes, y videos de seguimientos, algunos obtenidos por el agente encubierto. Con estas pruebas un juez los cobijó con medida de aseguramiento, por los delitos de homicidio agravado, tráfico, fabricación de armas y tráfico de estupefacientes, con conexidad al narcotráfico.

Comparte: