Bogotá

8 Apr 2016 - 8:19 p. m.

'Discusión de la Reserva se volvió política': Peñalosa

El alcalde respondió a los afirmaciones del Ministerio de Ambiente, en el debate que se realizó en la Cámara de Representantes. El mandatario señaló: “No hemos hecho ninguna solicitud”.

Redacción Bogotá

Luego de que el Ministerio de Ambiente defendiera la reserva forestal Thomas van der Hammen –advirtiendo que hará respetar su delimitación, hasta tanto se demuestre técnicamente que es conveniente construir– el alcalde de Bogotá, Enrique Peñalosa, le respondió y sostuvo que la discusión alrededor del futuro de la zona de protección ha tomado tintes políticos.

Las declaraciones del mandatario se dieron dos días después del debate de control político (al cual no asistió) en la Cámara de Representantes y en el que el ministro de Ambiente, Gabriel Vallejo, se refirió por primera vez al futuro de zona de protección ambiental. Vallejo dijo públicamente que al estar legalmente constituida la reserva, su deber es defenderla hasta tanto haya estudios científicos que demuestren la pertinencia de adelantar proyectos de infraestructura, como los que propone el alcalde de Bogotá. (Lea: La Cámara contra plan de Peñalosa de urbanizar la Van der Hammen)

Ante esta afirmación, Peñalosa indicó: “Nosotros todavía no hemos hecho ninguna solicitud. En el momento que lo hagamos vamos a presentar los argumentos de por qué es necesario planificar el crecimiento de la ciudad, dónde y cómo. Eso es lo importante (…) Aquí se ha armado una discusión que es política”.

El Distrito ha justificado su plan de urbanizar la mayor parte de la reserva forestal (que cuenta con casi 1.400 hectáreas, de las cuales el 50 % está en manos de particulares, con intereses claros en urbanizar) con la proyección del crecimiento demográfico de la ciudad. (Lea: Constructores: grandes dueños de la Van der Hammen)

Según cifras que ha presentado el alcalde Enrique Peñalosa, la ciudad tendría 3,6 millones de nuevos habitantes en el 2050, lo que genera una necesidad indiscutible, para él, de convertir la reserva en un espacio urbanizable. Esto, para contribuir a la superación del déficit de 300.000 viviendas que, asegura, tiene la ciudad.

El plan que ha esbozado Peñalosa, de urbanizar parte de la reserva Thomas Van der Hammen no tiene defensores en la Comisión Quinta de la Cámara de Representantes, que se ocupa de temas ambientales. Todos los congresistas intervinientes en el debate de control político sobre la reserva se mostraron en contra de la propuesta.

Más allá del debate, lo cierto es que para poder urbanizar, faltan trámites. El Distrito o el Ministerio de Ambiente tendrían que radicar ante la junta directiva de la Corporación Autónoma Regional de Cundinamarca (CAR) una petición oficial para que se revise y se levante la resolución que declara la zona protegida. Es decir, el futuro de la Van der Hammen está en manos de la autoridad ambiental.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X