Bogotá

29 Sep 2019 - 2:00 a. m.

Discusión del POT avanza lento: ¿y si se termina aprobando por decreto?

Al apretado cronograma para discutir el Plan de Ordenamiento Territorial se suma la semana de receso que tendrán concejales y la recta final de la campaña. Para algunos, se quiere aprobar tal como se presentó. Sin embargo, incluso el Distrito dice que ese sería el peor escenario.

Felipe García Altamar - @FelipeAltamar (fgarcia@elespectador.com)

Al Concejo de Bogotá se le agota el tiempo para discutir el Plan de Ordenamiento Territorial (POT). Aunque se podría decir que es el proyecto más importante que el Distrito ha presentado ante el cabildo en estos cuatro años, hay factores como la recta final de la campaña electoral, el ausentismo, las fallas técnicas y hasta una semana de vacaciones para los concejales, que hacen pensar que es poco probable que lo alcancen a aprobar en el plazo que les da la ley.

Así las cosas, a pesar de las largas jornadas de socialización y de conciliación, de los múltiples reparos ambientales, las quejas de los residentes que creen que se verán afectados por los planes del proyecto y de los diferentes escenarios en que se ha debatido el documento de 555 artículos, cada vez es más latente la posibilidad de que el Distrito tenga que aprobar el POT por decreto el POT, herramienta que definirá cómo debe crecer la capital en los próximos 12 años.

Sin importar sus posturas políticas, la mayoría de concejales coinciden en que esta situación no es su culpa y señalan a la administración de haber presentado el proyecto demasiado tarde. También coinciden en que la importancia del POT hace necesario un debate con lupa, y no por tener un calendario apretado van a acelerar el trámite, para aprobarlo o rechazarlo a pupitrazos. El Distrito, por su parte, es consciente de que los tiempos son ajustados, pero considera que tanto ellos como el Concejo han hecho todo lo posible para que este sea el primer POT que se aprueba mediante acuerdo.

Estado actual de la discusión

A pesar de que han pasado 55 días desde que se radicó el proyecto de los 90 que tiene para tomar una decisión de fondo, el debate en forma aún no comienza. Las últimas dos semanas se han destinado para que el Distrito explique la iniciativa al Concejo, a través de los responsables de los diferentes sectores transversales al POT (planeación, movilidad, ambiente, servicios públicos, renovación urbana, entre otros). Dicha presentación se está haciendo a los 15 concejales de la Comisión Primera, y a los que quieran asistir de forma voluntaria.

Esa exposición en detalle aún no culmina. Se espera que el martes de la próxima semana hablen los representantes del Acueducto y de Catastro, pero para algunos cabildantes este proceso está tardando más de lo necesario, y más si se tiene en cuenta que, por ejemplo, esta semana se presentaron fallas técnicas en la transmisión en vivo a través de internet, por las que el último día de debate, el jueves, se tomó la decisión de levantar la sesión.

Para llegar a la etapa de debate y votación en comisión, primero hay que esperar a que finalicen las intervenciones del Distrito, luego que hablen los voceros de las 12 bancadas y posteriormente los otros 33 concejales que quieran hacerlo. Luego habrá un espacio para que intervenga la comunidad y, finalmente, habrá un foro con expertos.

Teniendo en cuenta este preludio, la semana de receso del 6 al 12 de octubre y que en el calendario del Concejo solo aparecen 16 días destinados a sesiones de la Comisión Primera, hay voces que sugieren que no solo se está buscando que la votación se haga después de elecciones, sino que pretenden dilatar el debate hasta que el Distrito lo tenga que aprobar por decreto.

Celio Nieves (Polo Democrático) es vicepresidente de la Comisión y uno de los ponentes del proyecto. Para él, hay muchos pasos que se tenían que haber dado antes de la presentación del acuerdo, como las intervenciones amplias, la participación de la comunidad y el foro de expertos. “Ahora todo se quiere hacer en este corto tiempo, pero las sesiones comienzan tarde y se acaban temprano, y ahora está la coincidencia de que día de por medio hay problemas técnicos. Dicen que la preocupación es el POT, pero se agendan sesiones que nada tienen que ver. Todo conduce a dilatar el proyecto, de tal forma que se llegue al último día sin una decisión”.

Para Juan Carlos Flórez (Alianza Social Independiente), hay que ponerle lupa al manejo del tiempo, sin que esto implique salir del proyecto a las carreras. De hecho, por esta misma razón considera que no se puede tomar como una pérdida de tiempo la presencia de los representantes de las diferentes entidades, pues el propio Concejo pidió que hubiese un mayor detalle técnico.

“El desafío es organizar el tiempo, porque la administración nos puso a bailar con la más fea, pues no hay que olvidar su responsabilidad al ponernos a discutir algo tan importante en etapa electoral. Sin embargo, los concejales de la Comisión hemos hecho quórum y hemos escuchado a las diferentes entidades. Hay que trabajar para que no solo salga de comisión, sino que llegue a plenaria, porque la expedición por decreto solo le sirve al Distrito. Nosotros no seremos tramitadores, y debemos estudiar el proyecto así los tiempos corran”, afirma el cabildante.

Otros concejales de la Comisión, entretanto, creen que los tiempos están justos, pero alcanzan. Eso sí, coinciden en que expedirlo por decreto sería un despropósito, teniendo en cuenta los reparos de la comunidad. Por ejemplo, Andrés Forero (Centro Democrático) pronostica que en la Comisión se alcanzará a votar, pero será difícil que llegue a plenaria. “Se está avanzando y estamos cumpliendo el cronograma, porque somos partidarios de que no se apruebe por decreto”.

Por su parte, Lucía Bastidas (Alianza Verde), ponente del proyecto, afirma que “se están dando las discusiones normales, pero este es un tema técnico al que no se le puede dar una discusión política. La idea es que se llegue a un acuerdo, porque esa es la responsabilidad del Concejo. Lo peor que nos puede pasar es que se expida por decreto, pero cada vez se necesita más celeridad, porque los tiempos no darían si se vota después de elecciones”.

Por último, Marco Fidel Ramírez (Opción Ciudadana) considera que ni siquiera los temas técnicos se deben pasar por alto. “Se tomó la decisión más sabia y responsable, pues la opinión pública debe escuchar toda la discusión del POT. Así que si no hay difusión en internet, el Concejo debe suspender la discusión”.

El presidente de la Comisión, Juan Felipe Grillo (Cambio Radical), destaca a su turno que hay el quórum necesario y toda la disposición. “El tiempo es un tema que al Concejo se le sale de las manos, porque quien radicó el proyecto fue el Distrito. Mi compromiso es surtir las etapas con el más alto nivel, para que la discusión sea amplia, democrática y suficiente. Esperamos que la gran mayoría de concejales siga yendo a las sesiones para que podamos votarlo a tiempo”.

En todo caso, y aunque la votación del articulado del proyecto se hará en bloque, es posible que algunos concejales soliciten que se vote determinado asunto de forma individual. Al existir artículos sensibles sobre establecimientos de alto impacto, el Sendero de las Mariposas, los desarrollos en el norte de la ciudad o la alameda entreparques, por ejemplo, seguro estos tendrán una discusión y un tiempo más amplio.

¿Y si lo aprueban por decreto?

El peor escenario para los concejales también lo es para el Distrito. Al menos es lo que afirma el secretario de Planeación, Andrés Ortiz, primer responsable del proyecto. Para él, la aspiración de la administración es que el POT salga por acuerdo, pues sería el primero que no se expide por decreto. Respecto a cómo transcurre el debate, asegura que es importante que los concejales tengan la minucia del proyecto, para que así puedan decidir su voto.

“Es satisfactorio presentar en detalle cada uno de los temas, distinto a lo desafortunado que fue en el Consejo Territorial de Planeación del Distrito Capital (CTPD), donde nunca fuimos autorizados a presentar el proyecto. Estamos trabajando duro y la agenda para octubre prácticamente solo se cita a la comisión del plan”, afirma.

Antes de que se apruebe por decreto hay varios escenarios. Según Ortiz, el primero es que se caiga en la Comisión. El segundo, que la Comisión lo apruebe con modificaciones, caso en el que pasaría a plenaria, donde los 45 concejales lo aprobarían o no. En caso de cumplirse el plazo sin tener una decisión, el Distrito podrá aprobarlo por su cuenta. “Si se aprueba en plenaria, maravilloso. La ley ordena que se expida por decreto, porque la ciudad no puede quedarse indefinidamente sin POT”.

De esta forma, aunque todos los involucrados en el proyecto coinciden en que es necesario que la iniciativa se discuta con seriedad en el Concejo, todo apunta a que ni los tiempos ni la coyuntura electoral permitirán que esto ocurra. Algunas voces creen que todo se debe a que los concejales que buscan su reelección no están dispuestos a perder algunos votos por el POT. Lo único cierto, por ahora, es que el 3 de noviembre será la fecha límite en la que se sabrá el futuro del Plan.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X