Bogotá

2 Oct 2009 - 11:06 a. m.

Distrito admite que no ha avanzado en cultura ciudadana sobre espacio público

La Defensoría del Espacio Público cumplió 10 años y los bogotanos no saben que existe esa dependencia.

Redacción Bogotá/ElEspectador.com

Cuando se habla de espacio público se piensa en andenes o vendedores ambulantes. Resulta extraño hablar de una dependencia que se dedica únicamente a velar por la preservación de éste, pero en Bogotá existe un departamento, que aunque intenta crear cultura ciudadana en este sentido, todavía no es conocido por la sociedad.

La Defensoría del Espacio Público se creó hace 10 años, empezó a funcionar a comienzos de milenio para proteger la propiedad pública y la estructura ecológica como los cerros, humedales, zonas verdes, parques y cuerpos de agua.

Germán Darío Rodríguez, director de la entidad, es consciente de que se ha avanzado poco en crear cultura ciudadana de espacio público y cree que por lo tanto, se realizan construcciones ilegales en sitios no permitidos, obras que aparte de convertirse en asentamientos ilegales, ocupan más de lo debido porque los urbanista dejan los escombros en donde quieran.

Situación que no sólo se presenta con los urbanistas piratas, también las obras legales, tanto públicas como privadas, no tienen conciencia en la disposición final de escombros, que por lo general están abandonados en espacio público.

“El espacio público ha venido siendo ocupado por manifestaciones que no son sólo culpa de los vendedores ambulantes, el hecho de parquear mal y las basuras que generan la construcción son otro detonante en esta problemática”, puntualizó Rodríguez.

Igualmente, señala que lo más complicado en estos 10 años de gestión es cuando se deben enfrentar a personas que han ocupado el espacio público por razones ajenas a su voluntad, como el caso de los vendedores informales y los desplazados. “Siempre pensamos en si se respeta un derecho colectivo o un derecho individual”.

Sin embargo, la Defensoría del Espacio Público se siente orgullosa del trabajo que se ha venido cumpliendo con la reubicación de los vendedores ambulantes, pues con el uso de quioscos y de las ferias artesanales temporales se ha mitigado en cierta parte la situación.

Así mismo, Rodríguez concluyó en que “se ha mantenido un ritmo moderado de crecimiento de los parques y zonas verdes,  no se puede olvidar que  cada vez que se adelantan un proyecto urbanístico hay que generar este tipo de zonas para la recreación y la movilidad”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X