Bogotá

29 Jan 2013 - 11:57 a. m.

Distrito detectó serias irregularidades en el Hospital Simón Bolívar

La Secretaría de Salud evidenció un aparente carrusel de la contratación que estuvo a punto de llevar en el año 2011 al cierre de la institución médica.

El Espectador

El secretario de Salud de Bogotá, Guillermo Alfonso Jaramillo, anunció que un grupo especial de la Secretaría halló serias irregularidades al encontrarse un déficit presupuestal de casi 70 mil millones de pesos.

El déficit encontrado en el centro hospitalario está relacionado principalmente con las deudas de las EPS, los malos manejos, la posible corrupción y los vínculos estrechos con el cuestionado Hospital de Meissen.

De acuerdo a información suministrada por la Alcaldía de Bogotá, la Secretaría de Salud evitó su cierre pagando algunas de las deudas y disminuyendo su déficit en algo más de 30 mil millones de pesos. “Su nómina está al día, se logró un recaudo de cartera de más de 81 mil millones de pesos y se presentó un ahorro del 31% en compras de medicamentos”.

Igualmente, se desarrolló un plan de reducción de costos que incluye los insumos médico quirúrgicos, lo que generó ahorros por más de 3.500 millones de pesos; en gastos administrativos hubo una reducción sustancial en alquiler de vehículos en un 64% y en otros rubros la disminución fue de 54%.

“En 2012 se logró pagar a los proveedores del Simón Bolívar $32.528 millones de pesos de una deuda de 46 mil millones que traía el Hospital desde diciembre de 2011. También se logró un ahorro en gastos de funcionamiento de 3.628 millones de pesos”, dice la Administración Distrital.

El informe revelado por la Secretaría muestra el paso del anterior gerente del Hospital Simón Bolívar, Luis Guillermo Cantor Wilches, por diferentes cargos en la Secretaría de Salud y el Hospital de Meissen, incluso quedando encargado de la gerencia de este último en varias ocasiones.

También está involucrada la subdirectora Administrativa, Marlene Sierra, quien actualmente tiene auto de detención por parte de la Fiscalía y es la esposa de quien fue el subgerente Administrativo del Hospital Simón Bolívar.

“Los hospitales Meissen y Simón Bolívar compartían costos de profesionales, asesores y contratos, como los ya conocidos colchones de Meissen y que en el caso del Simón Bolívar presentó sobrecostos hasta de un 21% en colchonetas compradas en 2010”, según el análisis comparativo realizado por la Secretaría de Salud con precios actuales.

Otro de los temas preocupantes es el de procedimientos quirúrgicos. Se pudo constatar que cirugías como la Bariátrica, que tiene un costo de siete millones de pesos, era cobrada como una herniorrafía (corrección de una hernia en el intestino) con un costo en el Hospital de 479 mil pesos, según consta en las hojas de gasto de las cirugías facturadas por la institución.

“Los sobrecostos además incluyen compras desproporcionadas de insumos como los 3 mil pañales mensuales que no coinciden con el promedio que consume el Hospital, que apenas es de 1.676 mensuales y cuyos precios superan los 2.200 pesos por pañal. Además, sorprenden los precios de los medicamentos que tienen sobrecostos, según lo indagado por la Secretaría de Salud, de hasta un 500%”.
 

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X