29 Aug 2020 - 12:49 a. m.

Distrito retiró Plan Marshall del Concejo de Bogotá

La Secretaría de Gobierno señaló al presidente de la corporación, Carlos Fernando Galán, de haberle dado un mal trámite al proyecto. Sin embargo, aclararon que volverán a formular el plan que busca la reactivación económica de la capital. Por su parte, desde el Concejo desmintieron al Distrito y aseguraron que “se están lavando las manos”.
El Plan Marshall se contemplaba como una iniciativa para impulsar la reactivación económica de Bogotá.
El Plan Marshall se contemplaba como una iniciativa para impulsar la reactivación económica de Bogotá.

Hace dos semanas el Distrito presentó ante el Concejo de Bogotá un proyecto de rectivación económica con el que buscaba brindar alivios tributarios a los bogotanos para enfrentar la crisis económica del Covid-19. Este viernes, sin que se hubiera iniciado la discusión del proyecto en el cabildo, el secretario de Gobierno, Luis Ernesto Gómez, pidió retirar el proyecto. Su argumento fue que desde la presidencia del Concejo se le dio mal trámite y manejo a la iniciativa.

Lea: “Plan Marshall” para la reactivación económica de Bogotá, ¿con panorama difícil en el Concejo?

Según la carta con la que Gómez le hizo la solicitud a la mesa directiva del Concejo, tomó la decisión luego de evidenciar que el proyecto de decreto se sumó a otras dos proposiciones que habían hecho concejales. Según él, la ley especifica que este tipo de acciones deben contar con el aval de la administración central.

Esto teniendo en cuenta que no todos los concejales le dieron el visto bueno y la mayoría consideraba que necesita varios ajustes. Algunos cabildantes no solo cuestionaban la propuesta por excesos, como el aumento de impuestos para algunos sectores, sino por defecto, como la ausencia de propuestas para salvar a los comercios que tuvieron que cerrar. Por esta razón, desde su presentación, el proyecto tenía un futuro de largo y candente debate dentro del cabildo.

Asimismo, el secretario de Gobierno asegura en la misiva que no se tuvieron las garantías del proceso, pues dice que no se hizo un sorteo para elegir a los ponentes del proyecto Distrital, sino que se nombraron a los ponentes que habían radicado propuestas similares a las incluidas en el Plan Marshall y que además, en la designación se nombraron a cuatro y no tres personas (Susana Muhamad, Humberto Amín, Julián Espinosa y Rolando González), excediendo el número de personas que son nombradas para tal fin.

Sin embargo, para algunos concejales las razones presentadas por el secretario de Gobierno son cuestionables. Para Humberto Amin (Centro Democrático) la decisión de la administración es una excusa para ocultar las posibles irregularidades que tuvo el Distrito al radicar el proyecto. “Vemos un oficio que responsabiliza al presidente del Concejo Carlos Fernando Galán, de algo que es falso. Dicen que no se podían unificar proyectos, a pesar de que por reglamento de la corporación es totalmente válido. Además, teniendo en cuenta que el de la administración y los que habían radicado dos concejales apuntaban a lo mismo”, dijo el cabildante.

Asimismo, refutó que el reglamento del Concejo dice que son hasta tres ponentes por sorteo, pero no impide que se puedan designar ponentes desde las bancadas. “En este caso se eligieron dos ponentes por sorteo y dos designados, algo totalmente válido”.

Por su parte, Carolina Arbeláez (Cambio Radical) señaló que es una lavada de manos. “Hacen lo mismo de siempre: buscan culpables y quieren señalar al presidente del Concejo. Fuera de las críticas que ha tenido el plan, se suma que era previsible se iba a hundir, porque lo presentaron tarde y se acumuló con otros dos proyectos. Si alguno de los ponentes pedía prórroga, no había forma de discutirlo en sesiones ordinarias. Es decir, este proyecto estaba prácticamente hundido por tiempos, algo que seguramente pasará con el del cupo de endeudamiento”. Para otros cabildantes, como Carlos Carrillo (Polo Democrático), el futuro del Plan Marshall era incierto, ya que no se iba a cumplir con las fechas para debatirse e iba a terminar cayéndose.

El secretario de Gobierno aclaró que se volverá a presentar el proyecto el 10 de septiembre en las sesiones extraordinarias del Concejo de Bogotá, para que sea debatido y aprobado.

El “Plan Marshall” de Bogotá, que presentó Claudia López el pasado 12 de agosto, en resumen, contempla congelar el Impuesto Predial en 2021 a predios residenciales y no residenciales, exceptuando los lotes; otorgar descuentos para empresas en el impuesto de Industria y Comercio, dependiendo de sus pérdidas durante la emergencia, y ayudas para la formalización empresarial. Todo esto, se respaldará con otra iniciativa: la solicitud para ampliar el cupo de endeudamiento de Bogotá a $11 billones.

Con su denominado Plan Marshall el Distrito buscaba una rápida recuperación de la ciudad tras la pandemia, congelando el impuesto predial de 2021 y a través de nuevos incentivos para las industrias. La administración prometió radicar nuevamente el proyecto, el cual seguramente se discutirá en sesiones extraordinarias, pero con lo ocurrido seguro el ambiente del debate cambiará.

Solo hace unos días, el secretario de Gobierno se mostraba confiado en la aprobación del proyecto. “Hay un buen ambiente para el trámite. El concejo está muy comprometido con la reactivación económica. Habrá algunos temas de diálogo y negociación, pero sin duda sale adelante”, dijo Gómez a este diario en su momento, cuando también consideró que el hecho de que los concejales ponentes Muhamad y González fueran críticos con la iniciativa, no iba a ser impedimento para que la gran mayoría del Concejo apoyara la iniciativa. “Estamos tranquilos con el trámite. Armonización la aprobamos con 39 votos, por ejemplo. Afortunadamente hemos tenido un Concejo muy comprometido con Bogotá y la crisis que vivimos”

Comparte: