Bogotá

13 Feb 2012 - 10:00 p. m.

Durante 10 años, se "hizo el loco"

El falso psiquiatra emitió, por lo menos, 1.900 dictámenes con los que se pudieron tomar decisiones judiciales y que ahora habrá que confirmar o denegar.

Redacción Bogotá

“Imagínese: según el dictamen de ese señor, a mí me tenían que encerrar en un manicomio para tratarme”. Así lo denunció el doctor Víctor López, quien sería víctima de Camilo Herrera, el supuestamente falso psiquiatra que durante 10 años engañó al Instituto de Medicina Legal a punta de certificados falsos y emitió, por lo menos, 1.900 dictámenes que tendrán que ser revisados con lupa, pues basados en ellos se pudieron tomar decisiones judiciales que ahora habrá que confirmar o denegar.

Es el caso del dictamen que el doctor Herrera, hoy en entredicho, hizo sobre López, a quien el presunto forense le diagnosticó trastorno delirante a mediados de 2009. Esta es una enfermedad mental que se caracteriza porque quien la padece sostiene durante mucho tiempo una idea delirante y sin asidero en la realidad. Basada, entre otros cosas, en este dictamen, la justicia le quitó la patria potestad de su hija, Ana María López Muñoz.

Por situaciones semejantes, el cuestionado doctor Herrera es investigado por la Fiscalía a petición del propio Instituto de Medicina Legal. Al respecto, el director de esta entidad, Carlos Eduardo Valdés, mencionó que el supuesto psiquiatra se vinculó el 23 de mayo de 2002 —venía de trabajar con el Instituto Penitenciario y Carcelario de Colombia (Inpec)—, pero “tras recibir las quejas de los psiquiatras que trabajaban con él, revisamos la documentación y nos dimos cuenta de que presentaba serias fallas. Y al corroborar con las entidades educativas se descubrió que la documentación era falsa”.

Y agregó que la Oficina de Control Directo del instituto sancionará a Herrera con su destitución e inhabilidad, posiblemente. Valdés reiteró la disposición de su entidad a colaborar con las investigaciones y no negó que la institución que dirige podría recibir varias demandas por este caso.

Pero el doctor Herrera no engañó únicamente al Instituto de Medicina Legal, también a la Asociación de Medicina Legal y Ciencias Forenses, entidad que presidió de 2007 a 2008. El presidente actual, Mario Alberto Hernández, lamentó el suceso y recordó que “esto muestra la necesidad de que estemos más atentos a la hora de escoger con quién trabajamos”. Hernández recordó a Herrera como “un tipo serio, muy serio. Era difícil sostener una charla con él que no fuera profesional”.

Temas relacionados

Medicina Legal
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X