Publicidad
10 Jan 2021 - 10:25 p. m.

El cuerpo de Lynda Michell Amaya permaneció un mes en Medicina Legal

La familia se pregunta por qué el cuerpo de la menor de edad, quien desapareció el 30 de noviembre, tardó tanto tiempo en ser identificado si Medicina Legal contaba con la información para reconocerlo
La menor desapareció el 30 de noviembre.
La menor desapareció el 30 de noviembre.
Foto: Tomada de Facebook

Semanas de llanto y preocupación han sido las que ha vivido la familia de Lynda Michell Amaya, menor de edad que desapareció el pasado 30 de noviembre cuando salió de su casa ubicada en el barrio Prado Veraniego. Su madre, Nathalie Amaya, puso esto en conocimiento a las autoridades, pero estas le dijeron que no podían iniciar la búsqueda hasta que no pasaran 72 horas.

Al respecto, el exdirector de Medicina Legal, Carlos Eduardo Valdés, dijo que no existe ninguna norma que indique que debe pasar dicho periodo de tiempo para que las autoridades actúen de manera diligente para inicial la búsqueda.

Esta presunta negligencia habría facilitado que la menor de edad apareciera muerta lejos de su casa (sin que aún fuera identificada), en el barrio San Bernardo, lugar que la madre ya había visitado, disfrazada de habitante de calle, con la esperanza de encontrar a Lynda Michell.

Amaya, en entrevista con Noticias Caracol, también comentó que acudió a Medicina Legal, lugar en el que fue entrevistada durante 40 minutos para conocer las características que podrían ayudar a reconocer el cuerpo de Lynda Michell, en caso de que llegara.

Luego del interrogatorio, la madre preguntó si en las últimas horas no había llegado una niña con esas características. La respuesta que recibió fue no, ya que solo tenían el registro de una mujer de entre 19 y 23 años. Días después es citada para tomar la muestra, y ella exige ver el cuerpo del que le habían hablado “y era el de mi hija”, dice con la voz entrecortada.

Pese a que ella lo reconoce, Medicina Legal no confirmó la identidad de la menor de edad sino hasta en las últimas horas. Este fue entregado a la familia, quien el 9 de enero realizó el sepelio.

La familia de Lynda Michell asegura que fue asesinada y pide a las autoridades actuar de manera competente para esclarecer los hechos y capturar a los responsables.

“Medicina Legal y su personal deberían ser más competentes. Realmente fue un tiempo en el que usaron mi corazón como un balón de fútbol, me mandaron a muchas partes. Si realmente hubieran sido competentes, diligentes, hubiéramos podido darnos cuenta que ese fue el cuerpo de la niña y evitar tanto dolor y sufrimiento”, comentó Amaya.

La familia continúa buscando respuestas, y asegura depositar su fe en Dios y las autoridades para encontrarlas. Hay que recordar que la Policía Metropolitana de Bogotá ha prometido una recompensa de $10 millones para quienes brinden información.

Redacción Bogotá

Por Redacción Bogotá

Todas las noticias de Bogotá están aquí. El Espectador, el valor de la información.@bogotaEEbogota@elespectador.com
Síguenos en Google Noticias