3 Dec 2020 - 7:16 p. m.

El recaudo de Bogotá ha sido de $8,5 billones

Otros datos de la rendición de cuentas del Sector hacienda muestran que, durante el primer semestre, la administración ahorró $10.000 millones correspondientes a contratos de prestación de servicios, horas extras y viáticos.
Entre los reparos de este sector en 2020 se encuentra las fallas que se presentaron en su transición a la plataforma BogData.
Entre los reparos de este sector en 2020 se encuentra las fallas que se presentaron en su transición a la plataforma BogData.

2020 ha sido un año cargado de retos para el manejo financiero de Bogotá. El impacto del COVID-19 implicó un incremento y redistribución del gasto (principalmente por las ayudas a población vulnerable, entre otras inversiones destinadas al manejo de la emergencia), además de la reducción en el recaudo. Por ejemplo, el cierre de locales comerciales implicó para muchos el no pago del Impuesto de Industria y Comercio (ICA).

Faltando menos de un mes para que se termine el año, el Sector Hacienda hizo una rendición de cuentas en la que, por ejemplo, se detalló que el recaudo de la ciudad, con corte a noviembre, avanza con $8,5 billones, lo cual representa el 83 % de los $10,2 billones que se trazaron como meta para 2020, antes de que iniciara la pandemia.

No obstante, el secretario de Hacienda, Mauricio Ramírez, comunicó que la ciudad ha mantenido sus estándares. “Seguimos con las mejores calificaciones de deuda por parte de las calificadoras de riesgo y la mejor percepción. Ese es el sentido de lo que estamos haciendo en el sector para construir sobre bases sólidas nuestro contrato social y ambiental”, dijo.

Hay que recordar lo importante que es para Bogotá mantener su calificación crediticia pues, con la aprobación del cupo de endeudamiento más alto de su historia ($10,79 billones), se espera que en el corto plazo salga a buscar recursos económicos, y la tasa de interés que le ofrezcan variará dependiendo de este indicador. También hay que decir que no necesariamente la capital pedirá prestada toda esa plata, pues puede que la situación económica mejore y sea capaz de sostenerse con recursos propios.

Ramírez además informó que, para atender la contingencia social en la ciudad, la Alcaldía Mayor de Bogotá y el Gobierno Nacional han brindado alivios económicos a 790.978 hogares, esto mediante el programa de Renta Básica, el cual otorga $240.000 a hogares en condición de pobreza o pobreza extrema, y $160.000 para aquellos que se encuentran en condición de vulnerabilidad.

En esta rendición de cuentas también se celebró el adelanto de la ciudad en los cuatro pilares de la reactivación y recuperación de la economía capitalina, los cuales son el cupo de endeudamiento, el Plan Marshall (que es un paquete de alivios tributarios e incentivos para la formalización), el Acuerdo de Rescate Social (con el que se piden $1,8 billones al Gobierno Nacional) y el presupuesto de 2021 (el cual sería de $23,9 billones). De estos cuatro, el último es el único que falta por aprobación, ya que adelanta su debate en el Concejo de Bogotá y se espera que $20,1 billones sean para inversión, $3,2 billones en gastos de funcionamiento y $587.440 millones para servicio de la deuda. “Se trata de un presupuesto austero, que promueve la reactivación económica y el rescate social”, comentó Ramírez.

Entre el balance entregado, se destacó un ahorro de $10.000 millones durante el primer semestre correspondientes a contratos de prestación de servicios, horas extras y viáticos y gastos de viaje.

Pero la Secretaría de Hacienda también experimentó problemas con la adopción de la nueva plataforma BogData, mediante la cual, entre otras cosas, se pueden adelantar temas de recaudo y pago a contratistas. En su momento, los errores que generó el paso de la vieja a la nueva plataforma implicó que muchos bogotanos no pudieran tributar, amén de retrasos, de más de un mes, en el pago de de 6.000 contratistas.

Temas relacionados

Bogotánoticias de Bogotá
Comparte: