Bogotá

17 Dec 2015 - 4:43 p. m.

Empieza funcionamiento de radar que detecta el robo de agua en Bogotá

Al año se pierden 8.5 millones de metros cúbicos de agua por defraudación.

Redacción Bogotá

El equipo será utilizado por la Empresa de Acueducto de Bogotá que permite conocer de hasta 12 metros de profundidad las redes de agua que estén conectadas clandestinamente, se trata de una unidad móvil que dará a conocer de estas conexiones ilegales y que además recorrerá las principales zonas donde existen sospechas de robo de agua en la ciudad.

Según la EAB una de las zonas donde más se registra estos hechos es en el sur de Bogotá, describiendo localidades como San Cristóbal, Rafael Uribe, Tunjuelito, Usme y Ciudad Bolívar que presentan lo más altos indicadores de agua no contabilizada por encima del indicador del 35% que se maneja en promedio.

Dentro de las sanciones están multas económicas dependiendo de los consumos que no fueron facturados, también se les suspenderá y cortará el servicio y enfrentarán un proceso legal ante las autoridades por defraudación de fluidos.

Estas conexiones ilegales afectan al Acueducto de Bogotá económicamente porque aumenta sus gastos de operación y generan descompensaciones al sistema por pérdidas de presión en roturas en las redes a causa de la inapropiada manipulación de las redes de agua.

Actualmente se han recibido más de 8.000 reportes de zonas donde se registra el robo de agua, los cuales están siendo investigados.

El georadar funciona de forma que descifra las ondas electromagnéticas y las ondas de sonido que son enviadas a un monitor donde se identifica el lugar exacto y la profundidad a la que se encuentra la tubería ilegal.

Hay que recordar además que La Superintendencia de Servicios Públicos Domiciliarios (Superservicios), dio a conocer la evaluación integral que le hicieron entre 2011 y 2015 a la Empresa de Acueducto de Bogotá, en la que señalan que el sistema de producción de la entidad no sería suficiente en 2019 para abastecer de agua a la capital del país.

Debido a la advertencia, el ente de control hizo un llamado para que la Empresa de Acueducto ponga en marcha un conjunto de obras con las que se pueda atender la demanda de usuarios en Bogotá, que es cada vez más creciente.

“Son todas las obras de optimización, cada planta está diseñada hace 30 años para unas condiciones del agua que venía y eso cambió. No se necesitan inversiones tan altas como construir plantas nuevas, sino optimizar lo que hay. El Acueducto sabe qué tiene que hacer”, indicó en diálogo con Caracol Radio el superintendente delegado para Acueducto, Aseo y Alcantarillado, Jorge Carrillo.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X