Bogotá

17 Apr 2016 - 10:17 p. m.

Empresa de Renovación y Metrovivienda, a un paso de la fusión

Enrique Peñalosa las creó en su primera alcaldía. Ahora avanza en el Concejo su propuesta para que la una absorba a la otra con el fin de disminuir gastos y mejorar la eficiencia.

Redacción Bogotá

El Concejo de Bogotá aprobó este sábado en primer debate la fusión entre la Empresa de Renovación Urbana (ERU) y Metrovivienda. Al proyecto, iniciativa de la Alcaldía, solo le falta una votación más en la corporación para hacerse realidad. Es muy probable que así sea, y de esta forma el alcalde Enrique Peñalosa convertirá en una sola las dos entidades, que él mismo creó durante su primera administración (1998-2000).

Metrovivienda ha servido desde entonces para promover la construcción de viviendas de interés social, sobre todo gestionando suelo donde puedan vivir habitantes de escasos recursos. En la administración pasada, por ejemplo, sacó adelante la urbanización Plaza de la Hoja, en el centro de la ciudad, a donde llegaron, sobre todo, víctimas del conflicto armado. La ERU coordina acciones para proyectos de recuperación de sectores deteriorados y tiene a cargo, entre otros, proyectos para desarrollar núcleos comerciales en San Victorino y el conocido como Estación Central.

La idea de fusionarlas, haciendo que la ERU absorba a Metrovivienda, la justifica la administración en la ineficiencia que encontró en esta última, donde además la contratación por prestación de servicios, de acuerdo con los datos que aporta, pasó de $2.339 millones en 2011 a $6.340 millones en 2015. (Lea también: Contraloría de Bogotá exige suspensión del gerente de Metrovivienda).

La idea ahora es concentrar las actividades de gestión inmobiliaria en una sola entidad que coordine lo que hoy hacen una y otra.

Diego Molano, vocero de la bancada del Centro Democrático, opina que esa nueva institución “permitirá expandirse y densificarse simultáneamente, que es la visión del alcalde y nosotros la compartimos. Necesitamos un solo actor que coordine acciones para habilitar tierra y desarrollar planes zonales”.

María Victoria Vargas, del Partido Liberal, aunque apoya la esencia del proyecto llama la atención sobre un punto: dado que la administración pretende que la nueva Empresa de Renovación Urbana sea una entidad con más funciones y mucho más robusta de lo que es hoy, “al darle un campo de acción que trasciende los límites del Distrito puede perder el foco primordial de su accionar, el cual es bastante amplio al interior de la ciudad como para que ahora también dedique esfuerzos y recursos en otras partes del país. El que mucho abarca poco aprieta”.

El primer debate en el que pasó el proyecto se dio en la comisión de Gobierno del Concejo. La discusión definitiva se llevará a cabo en la plenaria en los próximos días, donde la administración cuenta con una cómoda mayoría.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X