Bogotá

25 Feb 2012 - 12:09 a. m.

En Bogotá hay 100 canteras ilegales

El derrame de más de 3 mil galones de crudo de una cantera abandonada en el canal Torca es sólo un ejemplo de los impactos de la minería ilegal en la capital.

Redacción Bogotá

Con el crudo llegándoles hasta el pecho, más de 20 hombres intentaban ayer sacar del canal Torca, en Usaquén, la mancha negra que empezó a correr por el afluente desde el jueves en la mañana. Baldes en mano, al mediodía ya habían logrado retirar 2.500 de los 3.000 galones de crudo que castilla que cayeron al afluente, pero según la Secretaría Distrital de Ambiente aún están por determinarse los daños ambientales que ocasionó el derrame en el humedal Torca debido a que este hidrocarburo -una especie de asfalto líquido- es bastante nocivo debido a su alta densidad.

Un vándalo habría roto el tapón de un tanque que contenía el crudo, a la altura de la carrera Séptima con 165, en el acopio de una cantera abandonada denominado Calicanto. Ésa es la explicación que comparten la Secretaría de Ambiente, la Corporación Autónoma Regional (CAR) y la Unidad de Bomberos.

Lo que no han podido responder es por qué 3.000 galones de crudo llevaban 30 años almacenados en el lugar sin que se hubiera hecho un control al respecto. De acuerdo con Mauricio Arango, representante legal de los propietarios del predio en el que está ubicada la cantera, hace tres décadas que las máquinas apagaron definitivamente sus motores y desde entonces el peligroso líquido reposaba en el tanque.

Sin embargo, otra cosa dicen los vecinos de la zona, quienes recuerdan que hace 15 años seguían saliendo de allí volquetas con material. Si no se equivocan, los propietarios del predio tendrán que explicarle a la Secretaría de Ambiente por qué no adelantaron el plan de recuperación del terreno, como obliga la ley a cualquier cantera que vaya a ser cerrada, y desempolvar el título minero que compruebe que no explotaron la montaña de manera ilegal.

Al respecto, María O. Clavijo, subdirectora del Recurso Hídrico de la Secretaría de Ambiente, asegura que se está haciendo la investigación pertinente y que el propietario podría tener fuertes sanciones por delito ambiental.

Pero no sólo preocupa la mancha densa de crudo que oscureció el canal. Deslizamientos, daños irreparables en el suelo y contaminación de los ríos y quebradas son sólo algunos de los efectos colaterales de la actividad minera.

Según cifras de Ambiente, hay 100 predios similares afectados por labores de minería en toda la ciudad, y sólo en siete de ellos se están adelantando los procesos de recuperación que ordena la ley. Todos, sin embargo, están bajo vigilancia de la autoridad ambiental. Pero aunque se supone que están inactivos, y que sólo seis tienen permiso para funcionar, se sospecha que en muchos las extracciones continúan de manera ilegal.

En su plan de gobierno, el alcalde Gustavo Petro anunció que controlaría la minería urbana y transformaría las antiguas canteras en parques recreativos. La mancha del Torca es sólo una señal de un grave problema que aún no se devela en su totalidad.

Temas relacionados

Derrame de crudo
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X