Bogotá

24 Feb 2020 - 9:22 p. m.

En marzo comenzaría pico y placa para vendedores ambulantes en Bogotá

En principio, la medida se implementaría en el sendero peatonal de la carrera Séptima, que será entregado el próximo mes. El Distrito asegura que con esta medida se busca descongestionar el tránsito peatonal, velando por el derecho al trabajo de quienes se dedican a estas labores.

Redacción Bogotá (bogotá@elespectador.com)

El próximo 5 de marzo será entregada la segunda fase de peatonalización de la carrera séptima, en el centro de la ciudad. Para esta época, se espera poner en marcha un plan piloto de pico y placa con los vendedores ambulantes que trabajan en esta zona. Así lo confirmó el Instituto para la Economía Social (IPES), luego de que la alcaldesa Claudia López anunció el pasado 14 de febrero que esta medida se tomaría con el fin de descongestionar algunas de las zonas más saturadas por el comercio en las calles, por ejemplo, el 20 de julio, el centro histórico y la localidad de Chapinero.

Este modelo de pico y placa para comerciantes informales, que continúa evaluándose en la administración distrital, tendría como objetivo llegar a un acuerdo con los vendedores para turnar la distribución del espacio público de acuerdo con algunos horarios establecidos y previamente acordados. De esta forma, se lograría avanzar en la meta de mejorar el tránsito peatonal por la ciudad.

(Le recomendamos: Vendedores ambulantes, la tarea pendiente)

De acuerdo con Libardo Asprilla, director del IPES, en declaración a Blu Radio, el Distrito está avanzando para conocer la realidad de los trabajadores informales que trabajan en el espacio público. Por este motivo, el plan piloto de pico y placa hace parte de una de las estrategias para organizar y brindarles oportunidades a las personas que se dedican a estos oficios.

Asprilla aseguró, además, que esta propuesta “no se trata de sacar a los vendedores del espacio, sino en favor de ellos mismos. La idea es que en unos horarios se puedan estar en puntos de aglomeración como en el centro, en Suba, Kennedy, Bosa y que los mercados se muevan conforma a los horarios de demanda”.

Asimismo, según el funcionario, se está evaluando la posibilidad de que los artistas que trabajan en las calles acuerden con el Instituto Distrital de las Artes (Idartes) las horas y los lugares para poder usar el espacio público sin alterar el orden.

(Lea también: Faltan censo y políticas públicas para vendedores informales de Bogotá)

Por ahora y mientras se conocen los detalles de la propuesta, el Distrito seguirá avanzando en la construcción del censo actualizado de esta población. De acuerdo con el último, realizado en 2018, se estima que hay 52.725 vendedores informales en Bogotá, sin embargo, de acuerdo con algunos voceros de este gremio, en la capital esta cifra supera los 200.000 comerciantes.

*        *       *
Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X