2 Oct 2020 - 1:06 p. m.

En octubre aumentarán las lluvias en un 60 % en Cundinamarca, según la CAR

Con esta alerta, la Corporación Autónoma Regional hizo un llamado a los habitantes de los municipios, especialmente los de la zona occidental, a seguir las recomendaciones como realizar brigadas de limpieza de canales o ríos que crucen cerca a las viviendas.
Ante este pronóstico, la CAR hace un llamado a todos los habitantes a estar alertas y tomar precauciones para prevenir afectaciones.
Ante este pronóstico, la CAR hace un llamado a todos los habitantes a estar alertas y tomar precauciones para prevenir afectaciones.

Durante el mes de octubre empieza a consolidarse la segunda temporada de lluvias en Cundinamarca, sobre todo en la zona occidental como las cuencas de los ríos Negro, Minero, Sumapaz, Vertiente Oriental del río Magdalena y en la zona del Tequendama, así como en la sabana de Bogotá.

Lea: ¿Cómo identificar y reportar un árbol en riesgo durante la temporada de lluvias en Bogotá?

De acuerdo con los pronósticos más recientes del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (IDEAM), durante el mes se estima una probabilidad del 50 % de que las precipitaciones se presenten por encima de lo normal, es decir, valores de precipitación por encima del 60 % en varios sectores del departamento.

Ante esta situación, la Corporación Autónima Regional (CAR) de Cundinamarca, hizo un llamado a todos los habitantes del territorio a estar alertas y tomar precauciones para prevenir afectaciones. Para este fin, inició este viernes una campaña con las siguientes recomendaciones para tener en cuenta durante la temporada de lluvias:

•Revisar los planes del Sistema Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres con las entidades locales y regionales.

•Revisar, actualizar y socializar los planes institucionales previstos por zonas.

•Realizar brigadas de limpieza de canales o ríos que crucen cerca de las viviendas.

•Monitorear riachuelos o canales cercanos para revisar si se registra cambio en los niveles, de ser así se debe notificar inmediatamente a los organismos de control.

•No frecuentar ni bañarse en corrientes hídricas, especialmente las de alta montaña, ya que pueden presentarse crecientes súbitas.

•Tomar medidas de prevención y precaución en la movilidad por las vías del departamento, en especial, las zonas noroccidental, occidental y suroccidental.

•Considerar los mantenimientos de acueductos veredales y municipales. Según la CAR, estadísticamente se ha comprobado que son frecuentes los racionamientos de agua en esta época por daños en bocatomas y altas concentraciones de sedimentos.

•Activar planes de contingencia para monitorear la humedad del suelo y posible aparición de plagas en cultivos vulnerables.

•Dar aviso ante los organismos locales o nacionales, en caso de evidenciar alguna situación de riesgo.

Lea: ¡A prepararse! Llega segunda temporada de lluvias en Bogotá

Por su parte, la Corporación destaca que en varias corrientes hídricas se han hecho trabajos de adecuación hidráulica, con el fin de que estén preparadas para afrontar la temporada de lluvias. De acuerdo con Giovanny Villamil, director de Recursos Naturales de la CAR, “se les ha adecuado para que tengan buena capacidad de almacenamiento y transporte de las crecientes, en caso de que se lleguen a presentar”.

Asimismo, se ha iniciado un seguimiento mediante los sistemas automáticos de monitoreo hidrometeorológico con información en tiempo real, así como la comunicación con las Unidades de Gestión del Riesgo (municipal, departamental y distrital).

Por otra parte, frente al estado de los embalses, la Corporación destaca que, según las reglas de operación establecidas ante este tipo de predicciones climáticas, estos deben estar, en lo posible, con niveles bajos. Actualmente, se encuentran por debajo del 50 %.

Comparte: