23 Nov 2020 - 11:10 p. m.

En Soacha, más de 500 familias fueron desalojadas de una ocupación ilegal

Según la alcaldía del municipio, la comunidad que habitaba en una invasión, en el barrio Barreno, fue desalojada ante una “amenaza inminente de deslizamiento”. Esto después de agotar la vía del diálogo.
Según la administración municipal, el desalojo se desarrolló de manera pacífica.
Según la administración municipal, el desalojo se desarrolló de manera pacífica.

Este viernes, en el municipio de Soacha, fueron desalojadas más de 500 familias, las cuales ocupaban de manera ilegal terrenos del barrio Barreno. Según información obtenida por este medio, entre los desalojados se encontraban venezolanos, bogotanos y soachunos, quienes habrían sido estafados por los denominados tierreros, es decir, personas que venden lotes que son públicos.

De acuerdo a la información comunicada por el municipio, la intervención tuvo que realizarse de manera urgente, pues en el sector existe una amenaza inminente de deslizamiento, la cual, pudo haber provocado una tragedia. No obstante, este no habría sido el primer acercamiento que realizaron las autoridades, ya que el pasado viernes 20 de noviembre se desarrolló un diálogo con la comunidad para que desalojaran de manera voluntaria, explicándoles el peligro de habitar en ese lugar.

“Ante la negativa, las autoridades de la ciudad iniciaron el operativo para evacuar a las personas de dicho lugar, que fue tomado arbitrariamente desde la primera semana de noviembre con carpas y cambuches”, comunicó la administración municipal.

Esta intervención contó con el acompañamiento de la Personería Municipal, entidades de Gestión del Riesgo, Ejército, Migración Colombia, Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, la Alcaldía de Soacha y el Escuadrón Móvil Antidisturbios (ESMAD).

“Por solicitud de la Unidad de Gestión del Riesgo, es deber de la Administración Municipal salvaguardar la vida de la gente ante un inminente deslizamiento e impedir que se prolongue la invasión”, señaló el secretario de Gobierno de Soacha, Danny Caicedo.

Información recibida por este medio da cuenta que las personas salieron de manera pacífica de las viviendas que habían improvisado en el sector.

Una historia que se repite

No es la primera vez que se adelanta un desalojo por ocupación ilegal en el sector. Hace cinco años se realizó un operativo similar, también, ante el riesgo inminente de un deslizamiento. Las familias de entonces también habrían sido estafadas por tierreros.

Lo que muchos nos saben es que este tipos de invasiones incurren en un delito, al violar la Ley 599 de 2000, del Código Penal Colombiano, en su Artículo 263, donde establece que si un tercero invade un terreno o una edificación incurriría en una pena de cuatro a ocho años de prisión para el promotor, organizador o director de la invasión.

La anterior es una lucha que parece dilatarse con el paso de los años, pues en ciudades como Bogotá, donde también se han desarrollado desalojos similares, existe un déficit habitacional (pues la oferta de vivienda nueva es casi la mitad de la demanda de la ciudad), razón por la que un considerable porcentaje de hogares presenta hacinamientos (al menos cuatro personas por habitación), o deciden formar su “rancho aparte” y edificar sus viviendas en ocupaciones ilegales, engañados por los mencionados estafadores.

Comparte: