Bogotá

9 Oct 2014 - 3:20 a. m.

Epidemia de violencia en San Cristóbal

En esta zona de la ciudad se presentó un aumento de homicidios del 86%. Codhes publicó un informe que llama la atención por el incremento en agresiones de género y desplazamiento.

Santiago Valenzuela

La criminalidad en el suroriente de Bogotá está opacando los resultados en materia de seguridad presentados por la administración Petro. Contrario a lo que dijo el alcalde en emisoras radiales, la tasa de homicidios por cada 100.000 habitantes no sólo ha se incrementado en Bosa y Ciudad Bolívar, sino que una investigación del Centro de Estudios y Análisis en Convivencia y Seguridad Ciudadana (Ceacsc) demostró que, si bien Ciudad Bolívar es donde se han registrado más homicidios en lo corrido del año (167), localidades como San Cristóbal y Usme presentaron un incremento significativo: 86 y 34% respectivamente.

El caso de San Cristóbal es el más preocupante: el índice de homicidios aumentó de 38 a 71 entre 2013 y 2014. No es novedad que esta localidad ocupe los primeros lugares. En mayo de este año, Edith Parada, edil del Movimiento Progresistas, advirtió que las organizaciones de microtráfico y limpieza social estaban apoderándose de la zona, a tal punto que se registraron 38 homicidios en los primeros cuatro meses.

“Este fin de semana la administración realizó una vigilia por la paz, creyendo que con ese acto solucionarían los problemas de inseguridad que se han venido presentando. A nosotros nos asesinaron a un artista urbano de 15 años en la UPZ La Victoria por robarle un celular. Es el segundo artista que asesinan este año. Solicitamos un Centros de Atención Móvil para Drogodependientes(CAMAD),porque el consumo se ha incrementado a raíz del microtráfico y no nos han escuchado. La casa de justicia la abrieron el mes pasado y todavía no está habilitada en un 100%. Estos problemas sólo aumentan la desconfianza institucional”, dijo Parada.

Un análisis de la Policía Metropolitana demuestra que en lo corrido del año ha subido la incautación de estupefacientes en San Cristóbal, mientras que en 2013 se decomisaron 4.313 gramos de bazuco, este año la cifra asciende a 13.000 gramos. Lo mismo sucede con la cocaína: el año pasado fueron incautados 660 gramos, mientras que en este primer semestre se decomisaron 1.878.

Para el coronel Efraín Sánchez Ayala, comandante de la Policía en San Cristóbal, las cifras de homicidios aumentaron “porque hay venganzas entre bandas de microtráfico. A raíz de las capturas y la incautación las bandas han empezado a pelear por el control del territorio. Estamos haciendo nuevos trabajos de inteligencia para continuar desmantelándolas”. El alcalde local, Jairo León Vargas, prefirió no pronunciarse sobre el tema.

Los problemas en la localidad no se reducen a la lucha por el control del microtráfico. Un informe que acaba de publicar la Consultoría para los Derechos Humanos y el Desplazamiento (Codhes) asegura que en la zona “operan redes criminales y delictivas que van desde pequeñas asociaciones informales (responsables en su mayoría de los hurtos o atracos) hasta redes criminales altamente estructuradas que, entre otros crímenes, son las presuntas responsables de las privaciones arbitrarias a la vida llamadas ‘ajustes de cuentas’”.

De acuerdo con el documento, cada mes, en promedio, “53 personas son víctimas de algún ataque violento, y aproximadamente cada dos días sufren algún tipo de daño a su integridad física”. Codhes concluye que el mapa de violencia en la localidad está distribuido en cuatro UPZ: La Gloria, San Blas, 20 de Julio y Los Libertadores. En estas zonas, entre enero y abril de este año, se registraron 30 homicidios.

El estudio agrega una cifra preocupante: “De los 104 casos de intento de suicidio registrados en el año 2013 en la localidad, el 100% corresponden a casos de mujeres, situación que debe ser tenida en cuenta en el diseño e implementación urgente de una política de prevención y atención integral a la violencia de género”. De hecho, de los 711 casos de violencia intrafamiliar que se registraron entre enero y septiembre el año pasado, 517 recayeron en las mujeres.

La población infantil también se ha visto afectada: “Entre enero y septiembre de 2013 se registraron 77 casos de violencia en contra de niños y niñas, mientras en localidades como Sumapaz y Chapinero, para el mismo período, se registraron menos de cinco casos (...), Codhes recibió relatos creíbles de estrategias de reclutamiento y cooptación de grupos armados o delincuencia común organizada en su contra, actores violentos quienes se aprovechan de la condición de exclusión y pobreza en la que viven muchos de estos niños y jóvenes”.

Asimismo, Codhes registró casos de “trata de personas, prostitución, extorsión y micotráfico”, en donde los jóvenes son involucrados. “Los llamados “tierreros”, encargados del mercado ilegal del suelo y la vivienda en Bogotá, serían parte de estos grupos de delincuencia organizada con historia en la localidad”, dice el informe.

Detrás de la violencia en la localidad, dice la entidad, existe un problema grave de convivencia por la población desplazada que ha llegado a San Cristóbal en los últimos años. “Han llegado cerca de 14.314 personas en situación de desplazamiento. Los departamentos de Nariño, Valle del Cauca y Tolima son los principales expulsores de la población desplazada que vive en la localidad”. La población desplazada habita, en su mayoría, en las UPZ San Blas y Los Libertadores, en las que se registran altos índices de homicidios (ver infografía).

La tasa en San Cristóbal en lo corrido de 2014 es de 27 homicidios por cada 100.000 habitantes. Codhes advierte que, de acuerdo con la Organización Mundial de la Salud (OMS), una tasa mayor a 10 homicidios “debe considerarse una epidemia”.

 

 

svalenzuela@elespectador.com

@santiagov72

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X