Bogotá

9 Jul 2013 - 12:23 p. m.

Este año han ingresado 3.656 menores al Sistema de Responsabilidad Penal

La Administración Distrital creó un convenio para prevenir la vinculación de jóvenes a este sistema.

El Espectador

Con el propósito de atender integralmente las necesidades de los adolescentes entre 14 y 17 años que, una vez conducidos a las Unidades de Reacción Inmediata (Uri) o al Centro de Servicios Judiciales de Puente Aranda (Cespa) fueron dejados en libertad pero deben esperar la presencia de un adulto acudiente, el Idipron y la Secretaría de Gobierno desarrollaron un convenio con el que se pretende evitar que los jóvenes permanezcan durante este lapso en los centros de detención.

“La idea es que los jóvenes, luego de que tengan su boleta de libertad, de manera voluntaria puedan dirigirse al centro del Idipron especialmente adecuado para que podamos informarles sobre sus derechos e invitarlos a los diferentes programas que les ofrecemos”, destacó el director del Instituto Distrital para la Protección de la Niñez (Idipron), José Miguel Sánchez.

El proceso para los vinculados incluye acompañamiento, reintegración social, educativa o laboral; fortalecimiento de lazos familiares; fortalecimiento de competencias, habilidades y actitudes; entre otros aspectos de acuerdo con las necesidades de los jóvenes.

La sede del Idipron, ubicada en la localidad de Ciudad Bolívar (Avenida Villavicencio No. 60B – 05 Sur), tiene capacidad para atender a 330 adolescentes mensualmente, con personal especializado, sistemas de información y monitoreo, alimentación y transporte para que los jóvenes puedan ser trasladados y recibidos en el programa de atención integral.

Según las cifras del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, pese a que hasta mayo de este año 3.656 jóvenes ingresaron al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes en Bogotá, en promedio entre 30 y 50 de quienes ingresan a centros de detención (88% hombres, 12% mujeres), son dejados en libertad diariamente, pero deben permanecer allí hasta que un acudiente legalice su salida.

El convenio entre el Idipron y la Secretaría de Gobierno, que en su fase inicial destinó recursos cercanos a los 1.042 millones de pesos, nació como mecanismo de prevención para los jóvenes que están en riesgo de ingresar al Sistema de Responsabilidad Penal para Adolescentes.

Además, para evitar que quienes hayan sido conducidos a los centros de detención juvenil y luego dejados en libertad por sus infracciones, reincidan.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X