Bogotá

20 Aug 2013 - 10:02 p. m.

Fabio Salamanca, a prisión

Un juez de segunda instancia revocó la decisión que le había otorgado la libertad al joven que conduciendo borracho mató a dos mujeres y dejó herido a un taxista.

Redacción Bogotá, Redacción Judicial

Sin la presencia Fabio Salamanca Danderino, la juez 20 de conocimiento de Bogotá revocó la decisión de primera instancia que había dejado en libertad al joven y emitió orden de captura en su contra para que afronte su proceso desde una prisión. Salamanca, quien el pasado 12 de julio chocó contra un taxi mientras manejaba bajo los efectos del licor, ocasionando la muerte de dos mujeres, Diana Bastidas y Ana Torres, y heridas de gravedad al taxista Hollman Cangrejo.

El aluvión de críticas contra la Justicia que se generó el pasado 30 de julio cuando la jueza segunda de garantías, Carmen Alicia Gualteros, decidió no enviar a prisión al joven Salamanca al no considerarlo un peligro para la sociedad, fue mermado con el fallo de segunda instancia. Para el juez 20 de conocimiento no eran válidos los argumentos que había presentado el abogado de Salamanca que señaló en esa oportunidad que bastaba con que a su defendido le anularan la licencia de conducción por un término de 10 años y que, además, se comprometía a asistir a todas las diligencias judiciales.

El funcionario judicial aseguró que tanto la Fiscalía como la Procuraduría tenían razón en señalar que Salamanca fue en contra del bien común, pues no cumplió con el deber ciudadano de velar por la seguridad de sus pares. Según el juez, Salamanca “conocía el riesgo puesto que solicitó el servicio de conductor elegido, sin embargo no lo esperó y decidió dejar todo al azar”. Agregó en su fallo que el joven sí representa un peligro para la sociedad porque “poco le importó el respeto jurídico por sus congéneres y desconoció su rol en la sociedad”.

Las víctimas celebraron la decisión y expresaron que el juez actuó en derecho porque reprochó una conducta irresponsable de un joven que manejando en estado de embriaguez generó una tragedia en tres familias. “Hoy en día es necesario que si una persona adinerada la encuentran manejando con una copa de vino, también la metan a prisión, porque la cárcel debe ser para todos”, precisó Roberto Bastidas, padre de una de las víctimas.

Desde el 12 de julio, cuando las autoridades no capturaron a Salamanca —quien tuvo que ser recluido más de 15 días en un centro de salud porque sufría estrés postraumático, como lo confirmó Medicina Legal—, muchos sectores políticos y sociales alzaron sus voces de protesta ya que durante esos días se registraron dos casos similares de conductores borrachos , que sí fueron cobijados con medida de aseguramiento. Se llegó a decir que la ley es para los de ‘ruana’ y que las personas con dinero eran intocables para la justicia.

La familia Salamanca Danderino ha indicado en repetidas oportunidades que su hijo pagará por el error que cometió y que están dispuestas a reparar a las víctimas. Por ahora el joven conductor borracho afrontará un juicio estando en prisión y buscará ser judicializado por el delito de homicidio culposo y no doloso, porque de ser sentencia por el segundo, le significaría una pena mayor.

Temas relacionados

Fiscalía
Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X