Bogotá

10 Oct 2014 - 11:48 a. m.

Fiesta brava, postergada por obras en la plaza

El Ministerio de Cultura definió el futuro a corto plazo de la plaza de toros de Santamaría. El pasado martes expidió la resolución que avala la restauración de la plaza propuesta por el Distrito.

Redacción Bogotá

Con este permiso, el alcalde Gustavo Petro lograría lo que propuso en campaña: impedir el regreso de la fiesta brava a ese escenario. Aunque en septiembre la Corte Constitucional falló una tutela a favor de la Corporación Taurina de Bogotá y le ordenó al Distrito reanudar las corridas antes de marzo de 2015, la restauración de la plaza impediría que se realizara la tradicional feria taurina el próximo año.

Como lo contó El Espectador, la idea del Distrito consistía en realizar las obras de reforzamiento estructural y una renovación de la plaza, adaptándola a otras actividades deportivas y culturales. De hecho, la administración presentó encuestas que demostraron que para la ciudadanía era preferible que la plaza se convirtiera en un escenario para actividades teatrales o musicales en lugar de espectáculos de tauromaquia.

Sin embargo, el Ministerio de Cultura aclaró que el Distrito no podrá realizar obras de adaptación. Debe limitarse al reforzamiento estructural, pues en sus 84 años de historia la plaza no ha sido intervenida y no cumple con las normas de sismorresistencia. Dentro de las obras que deberá realizar el Distrito está el reforzamiento de muros con un sistema de pantallas en concreto y la sustitución de la estructura de pórticos de los palcos, que presentan un alto nivel de deterioro.

La Secretaría General de la Alcaldía señaló que “los prepliegos para la licitación de las tareas de intervención están listos y la administración distrital continúa trabajando en la preparación del proceso contractual que permitirá la realización de los trabajos”. Una vez superada esta etapa, las obras podrían tomar entre ocho y diez meses. Felipe Negret, presidente de la Corporación Taurina de Bogotá, considera que “las obras son necesarias, se está privilegiando la vida de los asistentes. Llama la atención que el alcalde se haya demorado un año para anunciarlas. Es importante aclarar que el Distrito tiene la obligación de adjudicar la plaza de toros para efectos de adelantar las corridas de toros, con o sin obras de reforzamiento”.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X