Bogotá

8 Feb 2017 - 4:04 p. m.

Hacinamiento en urgencias bajó, pero aún es del 134% en Bogotá

Al dar por terminada la declaratoria de emergencia sanitaria en la ciudad, el Distrito reportó que la tasa de ocupación en las salas de urgencias de hospitales públicos pasó del 250% al 134%.

Redacción Bogotá

En febrero de 2016, como una medida para atender la congestión y el hacinamiento que aún se registra en los hospitales públicos de Bogotá, el Distrito declaró la emergencia sanitaria en la ciudad. En ese entonces, la tasa de ocupación en los servicios de urgencias alcanzaba un 250%. Un año después, según reportó este miércoles la Secretaría de Salud, el hacinamiento es del 134%, es decir que hubo una disminución del 116%.

De acuerdo con la Administración Distrital, que esta semana dio por finalizada la declaratoria, los resultados obedecen al acuerdo que aprobó en marzo pasado el Concejo para reorganizar el sector salud que, entre otras, fusiona los centros asistenciales en cuatro redes especializadas que garanticen la prestación del servicio.

En esa línea, la declaratoria permitió –según el Distrito– el fortalecimiento de la hospitalización domiciliaria a través de las Instituciones Prestadoras de Servicios de Salud (IPS) y las Entidades Administradoras de Planes de Beneficio (EAPB), logrando realizar 22.826 hospitalizaciones domiciliarias.

“Hoy en todo el Distrito podemos decir que el hacinamiento en los hospitales públicos es, en promedio, del 134%, lo que demuestra que las medidas que hemos adoptado han sido positivas: abrir los CAPS (Centros de Atención Prioritaria en Salud), hacer traslado de pacientes a unidades de menor complejidad y la liberación de camillas”, explicó el secretario de Salud de Bogotá, Luis Gonzalo Morales.

Sin embargo, ante el alarmante hacinamiento que aún se registra en las salas de urgencias, el funcionario admitió que el Distrito no se encuentra donde debería: “No estamos donde quisiéramos, todavía los fines de semana se nos congestionan las urgencias de los hospitales”. Ante ello, Morales anunció que este año se invertirán $150.000 millones para terminar obras en hospitales y salas de urgencias, y abrirán al menos otros seis CAPS.

“Vamos a seguir trabajando. Durante todo el año vamos a profundizar las medidas: abriremos más CAPS; compraremos más ambulancias para tener mayor disponibilidad de camillas; vamos a comenzar a montar las unidades especializadas para poder concretar pacientes y ofrecer, entonces, servicios mucho más ágiles y con mayor comodidad”, agregó el secretario.

Según el reporte de la Secretaría de Salud, por cuenta de la declaratoria durante 2016 se atendieron 910.483 consultas prioritarias; hubo 13.935 pacientes remitidos y reubicados en otras instituciones y se liberaron 4.649 camillas de ambulancias.

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X