Bogotá

9 Jul 2018 - 3:13 p. m.

Hombre se hacía pasar por cazatalentos para secuestrar niños en Bogotá

El sujeto fue identificado como Yorbi Eli Rámirez, alias “Eli”, quien es de nacionalidad venezolana y ejercía como vendedor ambulante en la capital.

-Redacción Bogotá - bogota@elespectador.com

Yorbi Eli Ramírez, alias “Eli”, se disfrazaba de cazatalentos, prometía a jóvenes que aspiraban a ser futbolistas promoverlos en la élite del fútbol mundial y regalarles uniformes. El día del encuentro con el supuesto entrenador, los jóvenes eran secuestrados y sus familias extorsionadas. 

Dos menores de edad cayeron en las redes de alias "Eli" el pasado 18 de junio. Sin embargo, gracias a la prontitud de la denuncia del abuelo de uno de los jóvenes, el sujeto fue capturado. La Policía puso en conocimiento el caso este lunes para evitar que los jóvenes futbolistas sean engañados con falsas promesas. 

(Lea: Según Medicina Legal, en promedio siete niños desaparecen al día en Colombia)

El abuelo de 62 años llegó al Gaula de la Policía para notificar el secuestro de su nieto, pues tres horas luego de la desaparición de los menores, alias “Eli” llamó al adulto mayor para extorsionarlo y pedirle $200 millones a cambio de los menores. Durante la llamada, alias “Eli” amenazó al abuelo y le dijo que si quería que los niños volvieran con vida, debía hacerle llegar el dinero.

Tras la denuncia, los investigadores del Gaula iniciaron las labores inteligencia, las cuales evidenciaron que los menores habían pedido permiso en su casa para acudir el 18 de junio a una prueba convocada por un entrenador que encontraron en la calle y quien los había convencido de ser un cazatalentos de la élite del fútbol mundial.

Los menores fueron citados en la cancha diagonal de su residencia a las 9:00 a.m. del día siguiente por el supuesto cazatalentos. El hombre les habría prometido un uniforme nuevo y la promoción en la élite del fútbol mundial.  

Así, con la esperanza de adquirir un nuevo uniforme y la ilusión de alcanzar sus sueños como deportistas, los menores acudieron al día siguiente a donde era la cita. Sin embargo, el lugar del entrenamiento fue modificado a último momento, debido a que supuestamente muchos de los jugadores convocados prefirieron llegar otra sede deportiva, ubicada en Altos de Cazucá, comuna del casco urbano del municipio de Soacha (Cundinamarca).

Según informaron las autoridades, los niños accedieron a dirigirse hacia el lugar, pero nunca llegaron y desaparecieron con rumbo desconocido. Luego de tres horas del rapto, la llamada de alias “Eli” entró al teléfono del abuelo de uno de los menores.

El secuestrador pidió $200 millones por la libertad de los menores. No obstante, accedió a obtener una suma de $10 millones, los cuales acordaron ser entregados al siguiente día. Así, el día del encuentro, los menores fueron dejados en libertad y el supuesto cazatalentos y secuestrador de los menores fue capturado por la Policía en el barrio Villa Mayor. 

De acuerdo a las cifras de la Policía Nacional durante este año se han presentado 13 secuestros de menores de edad, de los cuales el Gaula ha logrado rescatar a ocho, mientras dos fueron liberados por sus captores, otros dos por presión y uno que se dio a la fuga.

 

* * * 

Si quiere conocer más sobre lo que pasa en Bogotá, lo invitamos a seguir nuestra página en Facebook

Comparte:

Regístrate al Newsletter de hoy

Despierta con las noticias más importantes del día.
Al registrarse, acepta nuestros T y C y nuestra Política de privacidad.
X