13 Nov 2018 - 1:03 p. m.

Inseguridad empañó la edición número 21 de Salsa al Parque

El público del Parque Simón Bolívar, que disfrutaba del tradicional evento gratuito de salsa, fue intimidado por la presencia de un hombre que logró ingresar un machete al lugar, con el que protagonizó una riña en medio de la multitud.

Redacción Bogotá - Bogota@elespectador.com

Este fin de semana se llevó a cabo uno de los eventos gratuitos de salsa más importantes del país: Salsa al Parque, en su edición número 21. El evento, que se realizó en el Parque Simón Bolívar, fue cuestionado por los fallos en los filtros de seguridad que derivaron en el episodio que empañó el certamen.

En la noche del domingo, instantes previos al cierre del festival, se registró una riña entre dos personas en medio de una multitud. Uno de esos sujetos portaba un machete, con el que intimidó a buena parte del público que se encontraba en una de las zonas laterales del escenario. 

No solo el ingreso de un arma blanca de este tipo puso en duda la labor de la logística del evento. También lo hizo el hecho de que ningún uniformado apareciera en el instante de la riña, que dispersó a gran parte de los asistentes y los hizo crear un enorme círculo alrededor del sujeto que tenía el machete.

De hecho, el suceso se detuvo debido a la presión del mismo público, que empezó a gritarles “¡Fuera, fuera, fuera!” a los protagonistas de la pelea, mientras la megafonía del parque pedía calma y cordura dado que aún faltaba la presentación más esperada, la de GIlberto Santa Rosa, encargado de cerrar el festival.

Tras la intervención del público llegó la Policía a identificar al sujeto, y lo condujo hacia un Centro de Traslado por Protección (CTP, antiguas UPJ). Por fortuna, la riña no dejó heridos pero sí muchas dudas sobre el control y los filtros para este tipo de eventos gratuitos y al aire libre.

La teoría de las autoridades y organizadores de los festivales al parque es que hay personas que días antes van al lugar y entierran elementos como armas, drogas y licor, y el día del festival los desentierran.

"La Policía efectúa los controles durante el ingreso a las personas que asisten a este evento, por lo que creemos que fue anterior a este hecho que ingresaron las armas blancas y las camuflaron en las zonas verdes", explicó en los micrófonos de RCN Radio el coronel Octavio Olaya Useche, comandante de la estación San Cristobal Sur. 

El tema con las armas blancas en los festivales al parque no es nuevo. Hace poco más de un mes se realizó Hip Hop al Parque, un evento que tradicionalmente es noticia por las alteraciones de seguridad al interior del Simón Bolívar. Por eso, autoridades y organizadores redoblaron los filtros de seguridad y el pie de fuerza policial, que sin embargo fue insuficiente pues, al parecer, el mismo modus operandi fue utilizado en esa ocasión por algunos asistentes, quienes a la salida del concierto atracaron a los pasajeros de varios buses del sistema masivo de transporte que transitaban por la Carrera 68.

Comparte: